Viernes, 8 de Abril de 2011

La familia del artista y disidente Ai Weiwei denuncia su desaparición

EFE ·08/04/2011 - 10:12h

EFE - Fotografía de archivo suministrada el jueves 7 de abril , que muestra al artista chino Ai Weiwei en su estudio en Pekín (China). EFE/Archivo

Lu Qing, esposa del famoso artista y disidente chino detenido el domingo, Ai Weiwei, exigió hoy mediante una carta a la policía que informe sobre el paradero de su marido, detenido ilegalmente durante más de 150 horas por un supuesto delito económico.

En la carta, Lu Qing pide a las autoridades que informen lo antes posible sobre la situación del disidente político, ya que se ha superado el plazo de 24 horas estipulado por la ley para informar a la familia y el de 48 para emitir una orden de arresto formal.

Según informó hoy a Efe en conversación telefónica la madre del artista, Gao Ying, la esposa de Ai entregó la carta denunciando la desaparición de su marido a un familiar para que la llevara hoy al Buró de Seguridad Pública de Pekín (policía), pero los efectivos impidieron que éste accediera a las dependencias.

Por lo tanto, Lu decidió enviar la carta a través de un servicio de mensajería local, explicó Gao.

La agencia oficial de noticias Xinhua señaló ayer que el artista, de 53 años, fue detenido el domingo en el aeropuerto de Pekín cuando se disponía a volar hacia Hong Kong y está siendo investigado por supuestos delitos económicos.

A continuación, el portavoz de turno de la cancillería, Hong Lei, aseguró en rueda de prensa que la investigación sobre Ai no tenía nada que ver con los derechos humanos o la libertad de expresión, sino que era de carácter económico, y exigió al resto del mundo la no injerencia en el "sistema legal" de su país.

No obstante, Hong se negó a explicar por qué la policía está incumpliendo esa ley al no informar sobre el paradero de Ai.

El artista es famoso por ser uno de los más irreverentes opositores al régimen y por expresar abiertamente su opinión a través de redes sociales como Twitter que actualizaba casi de continuo.

Su detención es la de mayor calado en la campaña contra la disidencia que Pekín lleva a cabo desde octubre, calificada por los grupos de derechos humanos como la más feroz en una década.

"Por su puesto que su detención es un caso político", señaló la madre de Ai, escritora de 77 años y viuda de Ai Qing, uno de los poetas chinos más respetados del siglo XX y que, tras participar en la revolución maoísta, fue perseguido por el régimen.

"Pero si las autoridades reconocen que la detención de mi hijo es política, tendrán que enfrentarse a las críticas de la opinión pública. Por ese motivo tienen que buscar una excusa como una investigación económica", agregó Gao Ying.

La anciana alegó que, incluso si fuera cierto que su hijo es un delincuente, la policía tendría que haber informado a las 24 horas, "y ya han transcurrido 150 horas desde su detención", puntualizó.

Si fuera un caso económico, "¿por qué han interrogado a todos sus asistentes, que no tienen ningún vínculo económico con él?", se pregunta la madre.

Ésta subrayó también las contradicciones en las que incurre la prensa del régimen al hablar del caso.

Gao Ying citó en concreto al diario nacionalista "Global Times", que, según afirmó, primero sugirió que Ai podría haber sido detenido por carecer de documentos en un viaje a Taiwán, luego por un "delito" sin especificar y, además, mintió al asegurar que la familia había sido informada.

Gao dijo no tener miedo aunque las autoridades pinchan sus conversaciones telefónicas y la vigilan, pero que tanto ella como el resto de la familia están muy preocupados por la salud de Ai, que necesita medicinas diarias para la hipertensión y la diabetes.

La Unión Europea, Alemania, Estados Unidos, Australia, y grupos de derechos humanos como Amnistía Internacional piden desde el domingo explicaciones sobre la detención de Ai y su liberación.