Archivo de Público
Viernes, 8 de Abril de 2011

La ONU halla 100 cuerpos calcinados en el oeste de Costa de Marfil

La Comisión de Derechos Humanos vuelve a denunciar las matanzas, mientras que Ouattara pide el fin de las sanciones de la UE

PÚBLICO.ES/EFE ·08/04/2011 - 12:18h

La ONU ha denunciado esta mañana el hallazgo de un centenar de cuerpos calcinados en Costa de Marfil en lo que ha calificado como posibles "asesinatos étnicos".

Naciones Unidas ha abierto una investigación, mientras que el presidente Alassane Ouattara, reconocido por la comunidad internacional, ha pedido a la Unión Europea que ponga fin a las sanciones contra el país para evitar una crisis humanitaria peor.

"El equipo de derechos humanos está investigando [...] En el oeste del país han hallado en menos de un día más de 100 cuerpos calcinados en tres localidades diversas", dijo Rupert Colville, portavoz de la comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Según las informaciones que maneja Colville, algunas de esas personas pudieron ser quemadas vivas, lo que viene a reforzar las pruebas de que se están llevando a cabo matanzas masivas en todo el país, sumido en un conflicto por el poder en el que Ouattara está tratando de que el presidente saliente, Laurent Gbagbo, se vaya.

Ouattara pidió esta madrugada en un videomensaje a la UE que ponga fin a las sanciones económicas para evitar una crisis humanitaria mayor de la que están denunciando desde hace semanas las organizaciones internacionales. Los 27 impusieron fuertes vetos a las exportaciones de café y cacao desde los puertos de Abiyán y San Pedro tratando de ahogar a Gbagbo.

La Unión Europea ha respondido de manera positiva al mensaje de Ouattara. "Hemos recibido la petición de Ouattara de levantar ciertas sanciones económicas contra el país, contra ciertas entidades".

"Por el momento, estamos trabajando en ello en estrecho contacto con las autoridades de Ouattara, y esperamos poder aliviar las sanciones pronto", dijo un portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

Medidas contra la escasez

El presidente explicó que ha tomado varias decisiones para paliar la falta de alimentos, seguridad y atención médica fruto del conflicto. Al tiempo, dijo haberse puesto en contacto con el Banco Central de Estados de África Occidental (BCEAO) para que vuelva a abrir sus sucursales en Costa de Marfil.

De esta manera, se comprometió a garantizar la reanudación de las operaciones en todos los bancos y permitir lo antes posible que el pago de los salarios y de los pagos retrasados.

Entre las medidas anunciadas por Ouattara está también la de tratar que el suministro de gas y carburantes vuelva a la normalidad, o la la reducción del toque de queda vigente desde el 31 de marzo.

Por último, reafirmó su compromiso para ser el presidente de todos los marfileños. "Que sean cristianos, musulmanes o de cualquier otra confesión, que me hayan votado o no, solicito solemnemente su sentido de la responsabilidad y de la dignidad que siempre han caracterizado a nuestro pueblo", informa EFE.