Viernes, 8 de Abril de 2011

Subidón neoliberal

EULÀLIA IGLESIAS ·08/04/2011 - 09:06h

Robert De Niro y Bradley Cooper en un fotograma de la cinta.

‘SIN LÍMITES'

Director: Neil Burger
Género: intriga
Nacionalidad: EEUU
Reparto: Bradley cooper, Robert de Niro
Duración: 105 Minutos

EN SÍNTESIS
¿Qué sucedería si utilizáramos toda nuestra capacidad cerebral? Eddie Morra, un escritor bohemio en pleno bloqueo creativo, se encuentra con su excuñado que le ofrece una nueva droga. Convencido de que las cosas no le pueden ir a peor, Eddie se toma la pastilla. Ese mismo día experimenta cómo rebrota su genio creativo. Se siente preparado para comerse el mundo. Pero la dosis presenta un inconveniente. Los efectos sólo duran una jornada.

COMENTARIO
Una de las leyendas urbanas más populares proclama que sólo utilizamos un 10% de nuestro cerebro. El 90% restante escondería una serie de potencialidades sobre las que la ciencia ficción no se ha cansado de especular. ‘Sin límites', basada en la novela ‘The Dark Fields' (Alan Glynn), que ha llevado a la pantalla Neil Burger, basa su premisa en la existencia de una droga que permite al cerebro aprovechar el 100% de su capacidad. El protagonista experimenta un cambio total después de tomarse la sustancia. Su talento se aplica a cualquier disciplina y, al contrario de lo que sucede con los ‘geeks', Eddie Morra también se convierte en un genio de las relaciones sociales. Su ascensión se acelera vertiginosamente cuando en su camino se cruza un rey de las finanzas (Robert de Niro).‘Sin límites' no se sitúa en un futuro cercano. Se desarrolla en un creíble presente en que la preciada droga podría funcionar como la versión perfeccionada de cualquier sustancia anfetamínica. De esta manera, Burger desarrolla el filme en dos sentidos. Por un lado, intenta retratar la experiencia sensorial extrema del protagonista en un escenario tan reconocible como Nueva York. El resultado tiene poco que ver con la psicodelia producida tras abrir las puertas de la percepción y mucho con vivir dentro de un videoclip de Michel Gondry de colores sobresaturados: sobreexposición de diferentes dimensiones del espacio-tiempo, abismos, aceleración del ritmo vital, etc. Por otro lado, la película podría funcionar como una explícita metáfora del triunfo del neoliberalismo. Como ese personaje que interpretaba Lukas Haas en ‘Todos dicen I love you' de Woody Allen que sufría de republicanismo a causa de un tumor, Morra se convierte en el perfecto neocapitalista sin moral a causa de esta droga que recuerda sospechosamente a la cocaína. Aunque se agradece que ‘Sin límites' no suelte el típico sermón antidrogas, también se echa en falta que saque más punta a las contradicciones morales del protagonista.

RESACÓN
Aunque De Niro sea el rostro más reconocible, se limita a encarnar a un secundario. No es ni mucho menos su peor papel en los últimos años (ha rebajado mucho el listón de calidad), pero lo solventa con una solvencia que podría haber aplicado alguien sin su prestigio. El protagonista absoluto es Bradley Cooper, forjado en la serie ‘Alias', habitual de las comedias románticas y uno de los amigotes de ‘Resacón en Las Vegas' de Todd Phillips.