Viernes, 8 de Abril de 2011

Perú cierra la campaña presidencial más disputada de su historia

EFE ·08/04/2011 - 06:48h

EFE - La candidata presidencial Keiko Fujimori participa en el evento de cierre de su campaña, en Lima (Perú). El país celebrará elecciones nacionales el domingo 10 de abril.

La campaña electoral peruana para las eleccioness presidenciales y legislativos del próximo domingo concluyó la noche del jueves con unos triunfalistas Ollanta Humala y Keiko Fujimori, los candidatos que aparecen favoritos en los sondeos de opinión.

En un escenario históricamente inédito en el que cinco candidatos pueden pasar a la segunda vuelta, los mítines de cierre de campaña escenificaron la enconada pugna que mantienen Humala y Keiko con el ex presidente Alejandro Toledo y el economista Pedro Pablo Kuczyinski, y en menor medida el ex alcalde de Lima Luis Castañeda.

El favorito en los sondeos, el nacionalista Ollanta Humala, eligió la ciudad sureña de Arequipa para dirigirse a unos 10.000 simpatizantes, según los cálculos de su movimiento Gana Perú, ya que los medios peruanos boicotearon la cobertura del mitin mientras ofrecían profusa información sobre sus rivales.

Para marcar sus diferencias con los otros candidatos, Humala ratificó sus críticas al sistema económico que, según dijo, hace que el crecimiento que ha logrado su país "no llegue a todos" y dijo que "Perú no puede avanzar cuando muchos tienen poco y pocos tienen mucho".

"Perú no puede avanzar cuando muchos tienen poco y pocos tienen mucho"

"Seguimos en la pobreza porque hay una mala distribución de la riqueza. Tenemos que hacer que este crecimiento llegue a todos, sobre todo a los que están abajo", enfatizó.

Los demás candidatos prefirieron la capital para sus mítines de fin de campaña, y entre ellos destacó el de Keiko Fujimori, que congregó a más de 20.000 personas en el barrio periférico limeño de San Juan de Lurigancho, lo que demostró el arraigo del fujimorismo en estas zonas populares.

El cierre de campaña de Keiko se realizó el mismo día que se cumplió el segundo aniversario de la sentencia que condenó a su padre a 25 años de cárcel por violaciones a los derechos humanos.

La candidata aseguró que su partido, Fuerza 2011, es "una de las fuerzas políticas más importantes de Perú" y que "gran parte del reconocimiento, de la confianza" que recibe "se debe al recuerdo, a la gratitud por las obras y por los logros del mejor presidente de Perú: Alberto Fujimori".

Los participantes aclamaron entonces al ex gobernante, mientras gritaban "Chino, chino, chino", el apelativo con que se conoce a Fujimori en su país.

Toledo cae en los sondeos

El ex presidente Alejandro Toledo eligió el céntrico Campo de Marte como escenario de su último mitin, en el que consiguió reunir a más de 10.000 personas, pero el ambiente no tuvo la euforia de otros encuentros anteriores, tal vez debido a la vertiginosa caída del ex mandatario en los últimos sondeos de opinión.

Los organizadores del mitin se ayudaron de los testimonios del premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, y del ex secretario general de la ONU Javier Pérez de Cuéllar, que hoy manifestaron su apoyo por Toledo, pero su candidato careció de la fe con que comenzó su campaña hace varias semanas.

Toledo repitió ante sus seguidores que no debían arriesgarse a un "salto al vacío" ni "patear el tablero", en alusión a los riesgos que supone votar por Humala o por Keiko Fujimori como los dos candidatos "antisistema", pero no los citó por su nombre en ningún momento.

El contraste con estos mítines multitudinarios lo puso el economista Pedro Pablo Kuczyinski, que eligió la céntrica Plaza San Martín para celebrar su mitin de despedida ante unas 2.000 personas, en el que no faltó una interpretación de flauta traversa con el que deleitó a sus seguidores.

Kuczynski, que fue ministro de Economía con Alejandro Toledo, volvió a asegurar que es el candidato más preparado para mantener el actual nivel de crecimiento y de inversión, a la vez que para paliar las desigualdades del país.