Viernes, 8 de Abril de 2011

La UE resucita el ajuste que rechazó Portugal como condición del rescate

Los ministros del Eurogrupo debaten hoy una asistencia financiera de hasta 90.000 millones para Lisboa, al tiempo que descartan que España esté en el punto de mira de la desconfianza de los inversores

DANIEL BASTEIRO ·08/04/2011 - 06:00h

La Unión Europea diseña ya un severo plan de recortes para Portugal que resucitará el programa de austeridad tumbado hace dos semanas por su Parlamento. En un cónclave que se celebrará hoy y mañana en Budapest, los 17 ministros del euro negociarán cómo responder a la llamada de socorro hecha el miércoles por el primer ministro, José Sócrates. Su misión, en la que colaborarán también los ministros de países fuera de la moneda única, es doble: evaluar las necesidades totales de financiación, que podrían alcanzar los 90.000 millones, y perfilar el programa de reformas que junto al FMI impondrán a Portugal para los próximos años. "La Comisión Europea ya había convenido con Lisboa las características del ajuste que no prosperó, por lo que esas medidas servirán como base", dice uno de los ministros participantes. En otras palabras: de nada habrá servido el rechazo del Parlamento a los ajustes, que preveían para este año un recorte adicional de 0,8 puntos del PIB. Los centros de poder que deciden el porvenir de Portugal, tanto los financieros como los políticos, han dejado de estar en Lisboa, que ha pasado de ser socio a convertirse en amenaza.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, barajó en la última cumbre un rescate de 75.000 millones, pero tanto fuentes financieras portuguesas como europeas elevaron ayer la cifra de lo necesario hasta los 90.000 millones. El objetivo es que Portugal pueda cumplir con sus necesidades de financiación en junio, que incluyen importantes vencimientos de deudas con los mercados. En ese momento, la clase política portuguesa estará muy ocupada con las elecciones generales que, según los sondeos manejados en la actualidad, ganaría el líder de la oposición conservadora, Pedro Passos Coelho.

Portugal podría recibir en mayo un primer desembolso de 25.000 millones

Portugal, a lo largo del mes de mayo, podría recibir un primer desembolso de la ayuda europea de hasta 25.000 millones para satisfacer esas deudas y no poner en jaque a toda la zona euro. La UE pondrá dos tercios y el FMI el tercio restante, haciendo uso de nuevo del multimillonario fondo de rescate creado en mayo del año pasado con 750.000 millones. Las reuniones de hoy y mañana, de carácter informal, tienen como objetivo perfilar tanto la cuantía como la contrapartida en forma de ajustes, pero fuentes comunitarias descartaban anoche un acuerdo definitivo para activar el rescate, que llegará tras una misión de evaluación del FMI, el BCE y Bruselas, que se desplazará a Lisboa.

Adonde no habrá visitas es a España, un país al que los mercados dieron ayer un respiro y al que tanto políticos europeos como entidades financieras reconocieron como un país solvente. ¿Tras Grecia e Irlanda, será Portugal el último socio del euro rescatado? "La economía española tiene retos importantes pero, a día de hoy, cumple sus compromisos y, por tanto, no hacemos analogías ni especulamos", aseguró el portavoz comunitario de Economía, Amadeu Altafaj. Joaquín Almunia, el comisario de Competencia, crítico en el pasado con el Gobierno, aseguró que "en las últimas semanas, los mercados han separado a España de los países con problemas serios de financiación" no sólo "por los datos objetivos sino también por las reformas realizadas por el Gobierno, que han sido valientes y acertadas", aseguró.

España ha de ser "juzgada por sus méritos", que colocan a la economía "en el buen camino" para cumplir con la reducción del déficit. Según Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, "España no tendrá los mismos problemas que Portugal", porque "lleva tiempo luchando contra estos problemas" y "porque los problemas no son los mismos", según recordó en rueda de prensa en Budapest. La OCDE valora que España se haya empleado a fondo, "muchas veces sin el apoyo del PP, que supuestamente debía estar a favor", lamentó.

La exposición de la banca española es «baja», según el Banco de España

Los bancos españoles sí podrían verse perjudicados por la inestabilidad en Portugal, pero la negociación en curso de un rescate aleja esa posibilidad. Según datos del Banco de España, la exposición de la banca española al negocio en Portugal se situó el año pasado en torno a los 79.000 millones de euros. Esa exposición, "relativamente baja" según la institución que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez, representa apenas un 2,1% de los activos totales de las entidades de depósito españolas".

Noticias Relacionadas