Archivo de Público
Viernes, 8 de Abril de 2011

Condenada por secuestro la banda del primo de Rajoy

Penas de hasta 18 años y medio

PABLO COSANO ·08/04/2011 - 01:00h

La finca del secuestro.

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a 18 años y seis meses de prisión a Luis Miguel Rodríguez Pueyo, cabecilla de la banda que secuestró en junio de 2008 al empresario gaditano Rafael Ávila. La sentencia, hecha pública ayer, impone también fuertes penas a otros cuatro acusados. Así, Luis Miguel Rodríguez Souza, hijo de Rodríguez Pueyo, ha sido condenado a 16 años de prisión; Raúl Brey primo del líder del PP, Mariano Rajoy, a 15 años y seis meses; Manuel Ibáñez, a 13 años y medio; y José Antonio Giles, a 13 años y medio.

El empresario fue rescatado el 18 de junio de 2008 tras permanecer 16 días cautivo en la cuadra de una finca onubense propiedad de Brey, donde permaneció encadenado a la pared, drogado, amordazado y escuchando constantemente un CD de música árabe a todo volumen. El empresario hacía las necesidades en un cubo que a veces se volcaba.

Según el diagnóstico del psiquiatra forense, la víctima padecerá de por vida "estrés postraumático crónico, depresión, fatiga, pérdida de energía, enlentecimiento psicomotor, disminución del interés por actividades cotidianas, pesadillas, miedos, hipervigilancia, sensación de desolación e indefensión y alteración en lo social, laboral, biológico y psicológico". La sentencia establece, además, una indemnización para la víctima de 300.000 euros. El hermano y portavoz de la familia durante los días del secuestro, José Manuel Ávila, considera que la decisión judicial es "correcta". "Espero que cumplan la pena desde el primer día hasta el último", zanjó.

'El Pocero' como objetivo

Un operativo policial permitió localizar y liberar al empresario secuestrado y detener a sus captores el mismo día en el que se había acordado el pago del rapto, que según confesó Rodríguez Pueyo, le iba a servir para pagar a una banda profesional con la que secuestrar al constructor conocido como el Pocero.

Por otro lado, el tribunal ha absuelto a otros tres acusados al no haberse podido demostrar que participaran en los hechos.