Viernes, 8 de Abril de 2011

El pánico de una generación desesperada

El portugués Valter Hugo Mãe describe en Cosmopoética el hartazgo de su país

PAULA CORROTO ·08/04/2011 - 08:20h

Valter Hugo Mãe.

Las señoras de la limpieza casi nunca son las protagonistas de las novelas. Tampoco los inmigrantes que buscan trabajo en-lo-que-sea para salir adelante en un país que no es el suyo. Ni los jóvenes que una vez acabados sus estudios caen de cabeza en el fango del paro. El portugués Valter Hugo Mãe (Angola, 1971), poeta, novelista y músico tiene un grupo de fado y blues en Oporto llamado Gobierno, sí ha querido convertirlos en material literario. Su novela, El apocalipsis de los trabajadores (Alpha Decay), y su poemario, Folclóre íntimo (Vaso Roto), son el retrato de esta generación desesperada, "que no perdida", matiza el portugués, a la que ahora le toca lidiar con escenas tan salvajes como el rescate económico que acaba de pedir Portugal a la Unión Europea.

"En Portugal, el trabajo ya no es una cuestión de mérito, sino que este está ahora atribuido al dinero. El trabajador está cada vez más desprotegido. Y hay también un gran rechazo a los inmigrantes, porque se piensa que nos van a quitar nuestros puestos. Por eso, creo que estamos ante el final de los trabajadores, porque ya no los comprendemos", explica Mãe a Público horas antes de participar en las jornadas de Cosmopoética en Córdoba.

Mãe es un escritor que cree que lo que escribe tiene que tocar al lector. "Amo a mi país y quiero que mis libros sean útiles", señala. Desde esta perspectiva afirma identificarse con José Saramago, ya que "se incomodaba por todo lo que nos pasaba. Después de la concesión del Nobel se podía haber quedado en Lanzarote tranquilamente y no lo hizo". Del mismo modo, Mae quiere contarle a sus lectores el engaño del primer ministro José Socrates durante los últimos años. "Él nos mintió todos los días. Nos hizo creer ese cuento, ya desde el dictador Salazar, de que Portugal estaba ungida por la pobreza. Por eso estamos tan desmoralizados", arremete.

Si en su novela que está escrita sin mayúsculas y sin puntos y aparte, "como forma de retratar cómo hablamos y pensamos" Mae muestra a esa generación portuguesa que ahora "siente pánico" ante lo que se avecina y que se marcha a trabajar a otros países, en su poesía prefiere mostrarse más confesional, aunque sin evitar la fotografía generacional.

"Democracia de verdad"

A pesar del tono contestatario de su literatura, Mãe no escribe para llamar a la revolución: "No creo que haya un sentimiento de revuelta. Queremos la democracia, pero que sea de verdad", señala. No obstante, sí observa un cierto brote de movilización y de hartazgo ante la situación actual en su país. "En la prensa ya se están empezando a decir muchas cosas porque todos están cansados", apostilla.

La próxima novela de Mãe se titula La máquina de hacer españoles y saldrá en Alfaguara a finales de año. En ella muestra el deseo siempre oculto de los portugueses de querer ser españoles. "Todos los decimos de alguna forma. Creo que España no va a llegar a la situación de Portugal porque tiene una economía más robusta. España siempre ha mantenido su orgullo y su identidad, pero Portugal ya hace tiempo que lo perdió todo", zanja.