Archivo de Público
Viernes, 8 de Abril de 2011

Un exalumno acribilla a 11 niños en una escuela de Río

NAZARET CASTRO ·08/04/2011 - 01:00h

Un hombre de 24 años entró ayer por la mañana en la escuela Tasso da Silveira, en el humilde barrio de Realengo en Río de Janeiro, y abrió fuego sobre más de 30 alumnos: 11 niños murieron, de ellos diez eran niñas de entre 12 y 14 años. Otros 18 niños y adolescentes están siendo atendidos en el hospital, la mayoría con heridas de bala en el tórax y la cabeza.

El asesino, identificado como Wellington Menezes de Oliveira, era un exalumno de la escuela. Según ha publicado el diario carioca O Globo, el hombre dejó una carta en la que decía que tenía el virus del sida y hacía referencia al islam. Su hermana declaró luego que hacía días que notaba en él un comportamiento extraño.

Río de Janeiro estaba ayer de luto, conmocionado por la noticia. La presidenta, Dilma Rousseff, pidió desde Brasilia un minuto de silencio y el ministro de Educación, Fernando Haddad, calificó el crimen de "tragedia sin precedentes".

Una tragedia que podría haber sido peor de no ser porque un grupo de policías se encontraba en la zona en una operación contra el transporte clandestino. Los agentes, alertados por dos de los niños que habían huido de la escuela, dispararon al asesino en la pierna y este se mató de un tiro en la cabeza.

La secretaria municipal de Educación, Claudia Costin, aseguró que el exalumno había visitado la escuela un año atrás, lo que le induce a pensar que planeó el crimen. Los investigadores se preguntan, entre otras cosas, por qué el joven, que no tenía antecedentes, iba vestido de verde y negro, al uso miliciano, y por qué la mayoría de sus víctimas fueron niñas.