Lunes, 14 de Enero de 2008

Casillas: "Me gustaría ser presidente del Real Madrid"

El portero se ruboriza con los elogios que recibe, quiere retirarse tarde y después llegar a presidir el club al estilo de Santiago Bernabéu

AGENCIAS ·14/01/2008 - 21:00h

Iker Casillas, durante un partido con el Real Madrid.

El portero del Real Madrid, Iker Casillas, ha confesado hoy que cuando finalice su carrera como deportista sueña con "ser presidente del Real Madrid" tras una etapa de entrenador, para recuperar un modelo de presidencia al estilo Santiago Bernabéu.

Iker Casillas fue el protagonista de "Onda Deportiva" en Onda Cero. En un ambiente distendido repasó el momento que vive el Real Madrid, el suyo personal (batiendo su récord de imbatibilidad) y miró al futuro, con el deseo de seguir ligado al fútbol y al equipo de toda su vida.

La presidencia, una meta paso a paso

"Quiero ser presidente del Real Madrid. Cuando acabe me gustaría seguir en el fútbol, primero como entrenador de chavales y luego si Dios quiero ser como Camacho, Del Bosque o Irureta. Poco a poco cuando tenga una formación llegar a ser presidente. Llevo en el Madrid desde que tenía ocho años y siendo del Real Madrid desde los cuatro, por eso me gustaría ser presidente", ha asegurado.

"Estoy encantado con los presidentes que he tenido, pero Di Stéfano me habla mucho de cómo lo hacía Santiago Bernabéu y me hubiera gustado conocerlo", agregó señalando su referencia si algún día cumple su sueño de presidir al club.

Aunque Casillas afirma que espera jugar muchos años en la elite y retirarse tarde. "Hasta los 35 años creo que estaré bien, pero me gustaría jugar hasta los 38. No quiero moverme del Real Madrid, he visto que se ha publicado que voy a renovar pero yo estoy muy contento con lo que tengo ahora. No tengo prisa por nada".

Defiende a los árbitros

Incluso bromeó con una ilusión que ya no cumplirá, la de ser colegiado. "También me gustaría ser árbitro. Si lo fuera creo que sería un fenómeno. No hay que ponerse tan nervioso y sí ser un poco más dialogante. Mejuto e Iturralde hablan con el jugador, pero otros enseguida te sacan la tarjeta. Nos jugamos mucho, hay mucha tensión, por eso hay que ser dialogante".

Tras su partido ante el Real Zaragoza y con el récord que está batiendo por no encajar goles, Iker Casillas fue el centro de los elogios del mundo del fútbol. Hoy, admitió que ante tanto piropo desconectó. "Hubo un momento la semana después del Zaragoza que pase de ver la tele y leer la prensa porque a mí me daba hasta vergüenza. A todo el mundo le gusta que le halaguen, pero la semana pasada lo vi hasta excesivo", manifestó.

Ha superado los rumores sobre su trabajo

Ahora, siente la confianza de la directiva, técnicos y todo el entorno madridista. Recordó cuando con Florentino Pérez en la presidencia sonaban rumores sobre la contratación de otros porteros o las dudas de Fabio Capello la pasada temporada.

"He coincidido alguna vez con Florentino y me ha dicho que tiene la certeza de que a día de hoy no hay otro portero que me pueda igualar. Y que cuando pensó en Buffon lo hizo para picarme. A Capello también le agradezco que dudara de mi porque me hizo madurar. Los tres o cuatro meses al principio estuve muy concentrado y al final le convencí", dijo.

"Todas las cosas que me han pasado en año y medio me han hecho madurar para asimilar la capitanía de la selección. España no puede ir de favorito a la Eurocopa, hay que ganárselo. No hay que venderle humo a la gente. Me gustaría ganar algo con la selección, me da igual una Eurocopa o un Mundial", agregó.

Por último, reconoció que le gustaría hacer dos cosas que desde que saltó a la fama no ha podido realizar en su vida diaria. "Hay dos cosas que me gustaría poder hacer, ir al parque de atracciones con mis amigos y montar en el Metro".

Noticias Relacionadas