Lunes, 14 de Enero de 2008

2007 fue el año con menos incendios de la década

El fuego arrasó la mitad de hectáreas que en 2006

PÚBLICO.ES ·14/01/2008 - 21:17h

Simulacro de extinción de un incendio en El Burgo (Málaga)

El fuego y los pirómanos dieron una tregua a los servicios de extinción de incendios en 2007. El pasado año ardió la menor superficie forestal de la última década, según el balance provisional del Ministerio de Medio Ambiente, fechado a 31 de diciembre.

En 2007 las llamas arrasaron 82.027 hectáreas, casi la mitad (un 48% menos) que en 2006, cuando los incendios provocados se cebaron con Galicia y en el conjunto de España ardieron 155.362 hectáreas. Ese fue uno de los peores años de la última década, en la que el fuego quemó 133.013 hectáreas de media anual, según el Ministerio que dirige Cristina Narbona.

El impacto de Guadalajara

Un año negro en la lucha contra el fuego fue 2005. Entonces ardieron 188.697 hectáreas, el peor dato desde 1997. Ese mismo año 11 personas que formaban parte de un retén de bomberos perdieron la vida en Alcolea del Pinar (Guadalajara) en un incendio originado por una barbacoa mal apagada. Aquel siniestro empujó al Gobierno a aprobar nuevas medidas de prevención.

En 2007 esas disposiciones se tradujeron en una inversión de 100 millones de euros dedicados a prevenir y extinguir el fuego. A esta mejora de medios, se sumó que el pasado verano registró temperaturas y precipitaciones más propias de la primavera que de los meses de julio y agosto. Medio Ambiente explicó que de las 82.027 hectáreas incendiadas, 35.391 correspondían a matorral y monte abierto, 33.068 a superficie arbolada y 13.567 a pastos y dehesas.

En cuanto al impacto por comunidades autónomas en el 2007, la más castigada fue Canarias. El 74,51% de la superficie arbolada y el 48,69% de la forestal que prendió en España lo hizo en el archipiélago. En cambio, casi la mitad de los 10.971 siniestros registrados se localizaron en el noroeste peninsular (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco y las provincias de León y Zamora).

Andalucía ya había sufrido lo suyo en el 2004, cuando ardieron 27.000 hectáreas en las localidades de Berrocal (Huelva) y El Madroño (Sevilla).

Grandes siniestros

El último balance ministerial muestra que en la actualidad no sólo ha disminuido la superficie quemada. En 2007, también se redujo en un 90% el número de grandes incendios, clasificados así por el Ministerio cuando afectan a más de 500 hectáreas.

Mientras que en 2006 se registraron 58 grandes incendios, en 2007 sólo 13 fueron contabilizados así. Para encontrar un dato mejor, hay que remontarse a 1997. Entonces, el Gobierno registró siete.