Lunes, 14 de Enero de 2008

Misma exigencia, mitad de plantilla

Jiménez diseña una alineación de circunstancias

ALBERTO CABELLO ·14/01/2008 - 21:10h

Keita, ALves y Luis Fabiano celebran un gol. EFE

La Copa de África, las lesiones y las sanciones han dejado medio vacío el vestuario del Sevilla. Con esta papeleta se juega el equipo andaluz su clasificación para la próxima ronda de la Copa del Rey. El equipo que salte hoy al Nou Camp será muy diferente del que se perfila, en circunstancias normales, como titular.

Palop, Kanouté, Keita, Koné, Crespo, Escudé, Boulahrouz, Javi Navarro, la duda de Luis Fabiano por gastroenteritis... "Es como si al Madrid le falta Van Nistelrooy y Raúl, o al Barcelona Henry y Etoo. No podemos lamentarnos porque no vale para nada", dice Manolo Jiménez de la falta de su pareja de delanteros titulares.

Lo peor no es esto, el Sevilla alternativo no estuvo a la altura de los titulares. El partido ante el Athletic dejó en evidencia el rendimiento de los no habituales como Fazio, Renato, Chevantón o Adriano.

Es ésta una de las diferencias con la era Juande, de aquellos tiempos se valoraba la capacidad para mantener el nivel competitivo al margen de la alineación. Algo habrá que decir también de algunos fichajes, como el de De Mul, un joven que bien podría haber madurado con ficha en el filial de Segunda División.

"Ante los elementos no se puede luchar, estamos los que estamos. Ahora tienen que apretar los que estén para que los que no están cuando regresen no les puedan quitar la camiseta", recordó ayer Jiménez a sus suplentes.

Máxima ambición

Las circunstancias no han cambiado el discurso del técnico, el equipo aspira a lo máximo en las tres competiciones, decir lo contrario sería discutir el planteamiento que aún mantiene, a día de hoy, el presidente José María del Nido. "Yo no veo tan lejos Europa. Yo no tengo dudas. No me planteo eso de la Intertoto", comentó.

La clasificación de Liga deja los puestos de Champions a diez puntos, la Copa está más que complicada, pero Jiménez, con una mezcla de osadía e inconsciencia, mantiene las expectativas. A día de hoy la versión oficial del Sevilla es que no hay nada perdido.

El empate a uno de la ida deja al Sevilla con la obligación de ir a por el partido. El rendimiento del equipo fuera de casa no invita al optimismo, la victoria ante el Levante ha sido la única como visitante en toda la primera vuelta. Como ya viene siendo habitual, Jiménez recordó que esta tara no es achacable a su etapa como técnico, "ya llevamos tiempo así".