Martes, 15 de Enero de 2008

La sífilis llegó a Europa en los barcos de Colón

J. Y. ·15/01/2008 - 02:00h

Una imagen de la bacteria ‘Treponema pallidum’.

La sífilis pudo originarse en el Nuevo Mundo y viajar a Europa en las travesías pioneras de Colón, según sugiere un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Emory (EEUU) que ha comparado los genomas de varias cepas de la enfermedad para ubicar sus orígenes geográficos e históricos.

Durante años se ha debatido en la comunidad científica si las treponemas, bacterias parasitarias que causan la sífilis, son originarias del viejo continente o fueron importadas desde América. La primera epidemia registrada de sífilis en Europa tuvo lugar en 1495, y desde entonces fue un azote constante.

Sin embargo, los estudios emprendidos hasta ahora, basados en el análisis de los restos óseos que conservan señales del llamado mal francés, no han logrado desentrañar su origen.

El equipo dirigido por la investigadora Kristin Harper ha comparado el ADN de 26 cepas de treponemas, incluyendo dos nuevas, aisladas de habitantes del interior de Guyana. Aunque la sífilis sólo se contagia por vía sexual, los treponemas causan en regiones tropicales la enfermedad conocida como pian, que produce un grave cuadro de úlceras y se transmite por el simple contacto de la piel.

Mutantes viajeros

Las conclusiones de Harper, que se publican hoy en la revista PLoS Neglected Tropical Diseases, indican que el pian tiene un origen antiguo, mientras que la sífilis es de aparición más reciente. La hipótesis que manejan los autores plantea que una cepa tropical de treponema causante del pian encontró la manera de adaptarse, mediante el contagio sexual, a las condiciones templadas y más higiénicas de Europa.

Para George Armelagos, coautor del trabajo, se trata de “un ejemplo temprano de globalización y enfermedad, y la globalización es hoy un factor importante en las enfermedades emergentes”.