Jueves, 7 de Abril de 2011

Los rebeldes libios piden a la OTAN "que continúe lo que ha empezado"

EFE ·07/04/2011 - 13:05h

EFE - Imagen tomada de la página web del fotógrafo español Manuel Varela de Seijas Brabo, desplazado para cubrir la guerra en Libia, que se encuentra desaparecido junto a otros tres periodistas desde el pasado lunes, constató hoy Efe.

El portavoz del ejército libre de Libia, Ahmed Bani, que desde hace semanas lucha contra Muamar el Gadafi, afirmó no entender "por qué la OTAN no continúa con lo que ha empezado" y prosigue los bombardeos sobre las tropas del líder libio.

"Dicen que han destruido el 30 por ciento del Ejército de Gadafi. ¿Cómo pueden estar tan seguros?", aseguró Bani en una entrevista que hoy publica el vespertino francés "Le Monde".

El portavoz de los rebeldes señaló que el líder libio "amasa tropas en el este para tomar Bengasi, una ciudad que siempre ha detestado".

"Una vez que esté a sus puertas, estoy convencido de que Gadafi será capaz de utilizar las armas químicas de las que dispone", agregó.

Bani pidió por ello que le suministren misiles antitanque, cañones, tanques y sistemas de comunicación, pero sobre todo "que continúen los ataques aéreos" de la OTAN.

El militar aseguró que los bombardeos aliados han "asustado a Gadafi", que se ha visto obligado a cambiar la táctica y optar "por más movilidad", con tropas más ligeras.

Bani aseguró desconocer el poder militar real del líder libio, pero señaló que tiene "los mejores tanques que se hacen en Rusia", cañones de larga distancia y más de 10.000 hombres en reserva en la localidad sureña de Seba.

"Sin hablar de Trípoli", aseguró el militar.

En cuanto a su campo, Bani señaló que es difícil conocer de cuántos hombres disponen porque "varía cada día", pero avanzó la cifra de 15.000 jóvenes, "quizá más", que son formados por soldados profesionales para ir al frente.

En cuanto al armamento, afirmó que combaten con lo que tomaron en los cuarteles de Bengasi, Brega y Ras Lanuf.

El portavoz indicó que las fuerzas especiales que desertaron del bando de Gadafi no han entrado en combate porque no tienen armas adecuadas y porque en esas condiciones "perderían la batalla", lo cual "sería catastrófico, no sólo en el terreno moral".

"Pero en unas semanas tendremos buenas noticias: soldados profesionales se suman a las filas desde hace varios días y esperamos armas", señaló. EFE