Jueves, 7 de Abril de 2011

Al menos 11 alumnos acribillados en Brasil por un ex estudiante

El agresor, un hombre de 24 años, irrumpió a tiros en la escuela municipal Tasso da Silveira, localizada en el barrio de Realengo

PÚBLICO.ES/EFE ·07/04/2011 - 15:36h

Al menos 11 alumnos de entre 12 y 14 años de la escuela municipal Tasso da Silveira de Río de Janeiro han muerto y decenas han resultado heridas cuando Wellington Menezes Oliveira, exalumno del centro de 24 años, ha entrado con "armamento profesional" y ha comenzado a disparar de forma indiscriminada.

Tras verse acorralado, el asesino se ha suicidado de un tiro en la cabeza y ha dejado una "confusa" nota de  en la que aseguró ser portador del virus del sida y hacía referencias al islam.

Varios de los heridos —había unos 400 alumnos en el momento del ataque— se encuentran en estado grave, "algunos con perforaciones de bala en la cabeza", ha apuntado el coronel Evandro Bezerra, relaciones públicas del cuerpo de bomberos de Río.

Menezes Oliveira, huérfano de padres adoptivos, entró en el centro educativo afirmando que era un conferenciante que iba a participar en un seminario en el centro educativo, situado en el barrio de Realengo, en la periferia de la ciudad brasileña.

"Llegó bien vestido, conversó con varios profesores y entró en una aula""Llegó bien vestido, conversó con varios profesores y entró en una aula, donde abrió fuego", ha relatado el subalcalde del distrito oeste de Río, Edmar Teixeira.

El coronel Djalma Beltrame, comandante de la Policía Militarizada, declaró que Oliveira dejó una nota de suicidio que, según sus palabras, "no tiene lógica".

Una hermana adoptiva del pistolero identificada como Rosilane Oliveira ha declarado a la radio Band News que él solía hablar de "cosas de musulmanes" y que era "muy reservado". "Era algo raro. Vivía solo. No salía ni a la calle ni tenía amigos, a no ser que fuera en internet. Pasaba todo el tiempo en el ordenador", comentó la mujer.

Minuto de silencio

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, canceló su discurso en una ceremonia con microemprendedores en el Palacio de Planalto, recortó el acto y pidió un minuto de silencio para homenajear a "los brasileñitos que fueron sacados tan temprano de la vida".

"No es característica del país que ocurra este tipo de crimen, por eso considero que todos aquí, todos nosotros, hombres y mujeres, aquí presentes, estamos unidos en repudio a aquel acto de violencia, en el repudio a este tipo de violencia sobre todo con niños indefenos", dijo Rousseff. Es la primera vez que ocurre en Brasil un crimen de ese tipo, que ya ha sucedido en otros países, principalmente Estados Unidos.