Archivo de Público
Jueves, 7 de Abril de 2011

Aguilar y Oreja no saben, no contestan sobre los viajes en primera clase

PUBLICO.ES / EFE / EP ·07/04/2011 - 14:22h

Fernando Lopez Aguilar ex Ministro de Justicia posa frente a su autoretrato. PUBLICO Reyes Sedano

Ante el ruido generado por la decisión de los diputados europeos de no prescindir de los viajes en primera clase, Juan Fernando López Aguilar, líder del PSOE en el Parlamento Europeo (PE) ha tenido que salir a la palestra para explicar su postura. 

López Aguilar explicó este jueves que los eurodiputados viajan en primera "por flexibilidad", dado que por la gran cuantía de viajes que realizan "a menudo es necesario hacer varios enlaces y cambiar vuelos".

Los eurodiputados del PSOE rectificaron este mismo jueves y su voto negativo a una enmienda sobre el proyecto de presupuesto para la Eurocámara de 2012 que abogaba por cambiar los vuelos de primera clase a turista cuando los trayectos fueran de menos de cuatro horas.

López Aguilar destacó que todos los eurodiputados y funcionarios del PE se rigen por el mismo sistema de desplazamientos, que gestiona una agencia de viajes propia del PE, y que contrata vuelos en primera clase porque los eurodiputados necesitan "flexibilidad" para "cambiar los vuelos y enlaces que se retrasan o se pierden".

"Para venir al pleno de Estrasburgo, por ejemplo, la mayoría de eurodiputados tenemos que tomar varios vuelos porque no hay directos desde casi ningún lugar de los Veintisiete", apuntó.

Aguilar: "No hay vuelos directos desde Estrasburgo a muchos lugares de los Veintisiete"

El líder del grupo del PSOE señaló que han cambiado el sentido del voto de negativo a abstención "por coherencia", pues sí se abstuvieron en una enmienda que sugería congelar los complementos salariales de los eurodiputados.

Quien aún no ha fijado su posición es el PP. Jaime Mayor Oreja, líder del PP en Estrasburgo, aseguró que los conservadores no se pronunciarán sobre la cuestión hasta final de año, cuando se voten los Presupuestos del Parlamento Europeo.

Dicho esto, subrayó que su formación es partidaria de aplicar restricciones y ajustes "más allá de los viajes" de los europarlamentarios. En declaraciones a Europa Press, Mayor Oreja señaló que fue el Grupo Popular Europeo el que decidió "votar en contra de la enmienda presentada por un comunista portugués", que no tenía valor vinculante. 

Ante el hecho de que la eurodiputada del PP Rosa Estarás se desmarcara y votara a favor de viajar en clase económica, Mayor Oreja afirmó que "la posición del Grupo Popular Europeo fue la misma" y quiso dejar claro que "no fue una decisión de la delegación española". "Hubo una posición única", recalcó. 

La idea original era abstenerse

Si los socialistas votaron en contra en vez de abstenerse fue por "un error en la gestión de la directriz del voto", justificada en que los eurodiputados "votan cada día centenares de enmiendas de informes y resoluciones" cada mediodía durante la sesión plenaria en Estrasbrgo.

Por otro lado, López Aguilar destacó que la enmienda votada ayer "no era vinculante" pues no se trataba de aprobar el texto final del presupuesto 2012 sino una orientación previa a que la Comisión Europea presente su propuesta formal.

Pese a los cambios en los sentidos del voto —los dieciocho socialistas españoles y Francisco Sosa Wagner— el resultado de la votación seguirá siendo negativo respecto a volar en turista en vez de en primera.

Ni los salarios, ni las dietas...

Tampoco prosperó una enmienda que abogaba por congelar los salarios, a la que tan solo votaron a favor Junqueras (ERC) y Romeva (ICV) y de la que se abstuvo la mayoría del PSOE.

Ni la que abogaba por no actualizar respecto a 2011 las dietas y gastos de representación (aquí a Junqueras y Romeva se sumó en el voto negativo Ramon Tremos).

La Eurocámara votó ayer por aumentar un 2,3 % el presupuesto para 2012, una votación orientativa que tendrá que confirmarse una vez se cuente con una propuesta en firme de la Comisión Europea.

Según la estimación adoptada ayer por la Eurocámara, el Parlamento Europeo (PE) contará con un presupuesto de 1.725 millones de euros, lo que representa un incremento del 2,3 % con respecto a 2011, cinco décimas por debajo de la tasa actual de inflación en la UE.