Jueves, 7 de Abril de 2011

Italia repatriará a los inmigrantes tunecinos llegados desde el martes

EFE ·07/04/2011 - 13:18h

EFE - Inmigrantes esperan para ser repatriados tras llegar a la isla de Lampedusa, Italia, el pasado martes 5 de abril. EFE/Archivo

El ministro de Interior de Italia, Roberto Maroni, explicó hoy que el Gobierno italiano repatriará a todos los inmigrantes tunecinos llegados a las costas italianas desde el pasado martes, en base al acuerdo suscrito con el país norteafricano.

Así lo comunicó hoy Maroni durante su comparecencia en la Cámara de los Diputados para explicar las líneas principales de este acuerdo, con el que Italia intenta frenar el flujo masivo de inmigrantes hacia sus costas como consecuencia de las revueltas populares en el norte de África.

"En el acuerdo se prevé la repatriación de todos los ciudadanos tunecinos que lleguen a Italia desde la firma del acuerdo, el pasado martes. Túnez ha aceptado y todos los ciudadanos tunecinos que lleguen serán repatriados a través de procedimientos simplificados", dijo Maroni.

El titular de Interior añadió que, para aplicar este acuerdo, el Gobierno ha constituido un grupo de trabajo que sigue el procedimiento: "Sobre el papel existe, se trata ahora de aplicarlo".

Además de la repatriación, el acuerdo prevé la "cooperación" entre ambos países para prevenir las salidas de nuevas embarcaciones, intensificar la lucha contra la inmigración ilegal y el tráfico de personas y asegurar la protección de las vidas en el mar.

El texto recoge la cesión a las autoridades de Túnez de medios marítimos para que se intensifiquen los controles en las costas; así como actividades de formación para que este control se realice de una manera más efectiva.

En lo que va de año han llegado a las costas italianas 25.867 personas, de las que casi 21.000 procedían de Túnez, de los puertos de Djerba y Zarzis; mientras que desde Libia han llegado 2.300 personas, casi todas de origen somalí y eritreo.

De esta cifra, un total de 23.352 llegaron a las islas Pelagias, al sur de Sicilia, dijo el ministro.

Según Maroni, el flujo de personas de origen subsahariano que entran en la categoría de "refugiados" puede intensificarse en los próximos días.

Este miércoles, una embarcación procedente de Libia y con alrededor de 200 personas a bordo naufragó en aguas maltesas cuando intentaba ser rescatada por las autoridades italianas, a 39 millas al sur de Lampedusa.

Según explicó Maroni, se ha conseguido salvar a 51 de estas personas, entre ellas una mujer y un recién nacido, y continúa la búsqueda del resto de los inmigrantes, aunque "la esperanza de encontrar a gente viva se reduce de hora en hora".

Además, confirmó la noticia anticipada ayer y aseguró que Italia concederá un permiso de residencia temporal "por motivos humanitarios" a los inmigrantes procedentes de Túnez que han manifestado su intención de trasladarse a otros países europeos.

Este permiso "les permitirá moverse por todos los países del área Schengen" pero no podrán acogerse a él aquellas personas con antecedentes penales, destinatarias de un procedimiento de expulsión ya notificado o consideradas como "sujetos peligrosos".

El decreto para los permisos de residencia temporales será firmado este jueves por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Maroni se reunirá mañana con su homólogo francés para "definir un sistema de intervención común" en este sentido.

Además, Maroni, añadió que el próximo lunes planteará en el Consejo europeo de Ministros de Justicia e Interior la necesidad de suscribir acuerdos bilaterales entre la Unión Europea y los países norteafricanos en materia de inmigración, así como la transformación de Frontex en una estructura operativa.

El Ejecutivo italiano y los representantes de las regiones y ayuntamientos italianos firmaron ayer un nuevo acuerdo en el que se mantiene la distribución de los inmigrantes por todas las regiones, aunque no se instalarán más campamentos para acogerlos.

La intervención de Maroni en la Cámara Baja finalizó con polémica, ya que al término de su comparecencia, un diputado del opositor Italia de los Valores (IDV) mostró un cartel con la frase "Maroni asesino".