Archivo de Público
Jueves, 7 de Abril de 2011

La zona de seguridad en torno a Fukushima se ampliará a 30 kilómetros

El Gobierno nipón estima que la exposición prolongada ahora supone un peligro mayor para los ciudadanos.

PÚBLICO.ES ·07/04/2011 - 11:29h

Los pescadores de las poblaciones cercanas a la central de Fukushima no salieron hoy a faenar por temor a que el pescado esté contaminado. AFP

Casi un mes después del terremoto y posterior tsunami en Japón, el Gobierno se está planteando ampliar la zona de evacuación en torno a la central de Fukushima Daiichi de los 20 kilómetros actuales a 30. Las autoridades, que hasta ahora sólo recomendaban a los habitantes permanecer en sus casas, los niveles de radiación son mayores y la exposición durante largos períodos de tiempo puede ser peligrosa.

El anuncio lo hizo esta mañana el portavoz Yukio Edano, quien también informó de que el Gobierno ha pedido a un equipo de expertos que estudien medidas para evitar el riesgo a la población de una exposición prolongada.

En la actualidad el Gobierno japonés fija el límite de 50 milisievert para evacuar una zona, aunque la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón ha recomendado que se desalojen las áreas con un nivel anual de radiación de 20 milisievert.

Por otra parte, hoy se ha conocido que los técnicos de Tepco, la compañía que gestiona la central, están aplicando nitrógeno en el reactor 1 con el fin de reducir los riesgos de nuevas explosiones de hidrógeno como las que se registraron los primeros días después del desastre.

Las operaciones se alargarán durante seis días, según la agencia Kyodo, en los que los trabajadores inyectarán 6.000 metros cúbicos de este gas inerte.

Silencio de Tepco

Mientras tanto, la misma agencia japonesa denunciaba esta mañana que los trabajadores podrían haber recibido instrucciones de la compañía para no comentar los niveles de radiación a los que están siendo expuestos en la central.

En cuanto a los recursos que el Gobierno japonés tiene previsto emplear para la reconstrucción, EFE informa de que la cifra ascendería a 8.200 millones de euros para las zonas más devastadas.