Archivo de Público
Jueves, 7 de Abril de 2011

El empleo no levantará cabeza en España este año

Salgado eleva al 19,8% la previsión de tasa de paro por la débil economía

ANA FLORES ·07/04/2011 - 01:00h

Reformas y más reformas. Recuperación de la confianza en España. Deuda más barata. La prensa anglosajona valorando positivamente al país... Pero las buenas nuevas sobre el desempleo no llegan. Ayer, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, echó otro jarro de agua fría sobre la mayor preocupación de los españoles, según el CIS, al empeorar las perspectivas de reducción de las cifras de paro.

En 2011, en lugar de crearse 45.000 empleos (cifra escasa con 4,33 millones de parados) se espera ahora el equivalente a unos 35.000 puestos a tiempo completo, aseguró la vicepresidenta. La tasa de desempleo cerrará en el 19,8%, cinco décimas por encima de lo defendido hasta ahora. En 2014, será aún del 16%.

Los tipos y el petróleo obligan a revisar a la baja el PIB de 2012 y 2013

La economía crecerá: el Gobierno mantiene su previsión de aumento de la producción de bienes y servicios (PIB) en el 1,3%, pero por las exportaciones, que compensarán una demanda interna más débil de lo que se creía. En el mercado laboral la repercusión del crecimiento desde fuera es mínima porque España se ha hecho competitiva internacionalmente en sectores que no son intensivos en mano de obra. "Los que sí lo eran, como textil o calzado, ya se llevaron la producción a China", explica José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney. "España se ha especializado en exportar a través de empresas con alto nivel de capital y productividad muy alta", añade.

El empleo necesita demanda interna, lastrada por unos compromisos férreos de reducción del déficit público y por el débil consumo de los hogares. Sólo la inversión empresarial crecerá con cierta alegría por las exportaciones.

El Gobierno estima que el consumo privado crecerá sólo un 0,9% en 2011, la mitad de su pronóstico anterior. La revisión se debe a que los españoles pasaron de una tasa de ahorro récord del 18% en 2009 a una del 13,1% en 2010. La renta de que disponen los hogares tiene dos destinos: ahorrar o consumir. Que bajase tanto el ahorro significa que el dinero que se creía que iban a tener acumulado, utilizable para consumir este año, ya se gastó.

La caída del consumo privado se anulará este año con exportaciones

Otros factores amenazan el consumo. Hoy el Banco Central Europeo (BCE) subirá los tipos de interés oficiales hasta el 1,25% por la prolongada subida del petróleo. El dato está asumido por el euríbor pero Trichet emitirá señales de qué hará a futuro. Si los mercados intuyen que seguirá subiendo tipos, el euríbor podría irse al 3% este año, opinan en IG Markets.

La subida del petróleo y el precio del dinero, según el Gobierno, no afectarán al consumo privado en 2011. Después, sí. Por eso ha revisado su previsión de PIB para 2012 (2,3% frente a 2,5%) y 2013 (2,4% frente a 2,7%).

Salgado no quiso hablar de qué va a pasar con el gasto público si el crecimiento de la economía es inferior, a pesar de que recordó que "los objetivos de déficit" son "prioritarios e irrenunciables". El déficit se mide en función del PIB y, si este baja, para mantener el compromiso, las administraciones tienen que gastar menos o ingresar más.

Salgado esquivó la pregunta sobre el techo de gasto del Estado para 2012 pero no se privó de lanzar otra advertencia a las autonomías: "Este cuadro macroeconómico generará un techo de gasto compatible y las CCAA tendrán que obrar en consecuencia", declaró.