Jueves, 7 de Abril de 2011

El fiscal reprocha la ausencia de pruebas en el juicio del GAL

"Después de 25 años no se puede venir sin prueba buena", afirma

Á. VÁZQUEZ ·07/04/2011 - 01:00h

El expolicía José Amedo.

"Después de 25 años no se puede venir sin prueba buena". El fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Rubira pidió ayer la absolución del ex jefe superior de Policía del Bilbao Miguel Planchuelo, para el que la acción popular contra los GAL solicita 99 años de cárcel, tras rebajar su petición inicial de 114 años por las dilaciones indebidas que ha sufrido el proceso.

Pero Rubira no sólo se quejaba con su afirmación de la falta de prueba directa e indirecta contra Planchuelo, para condenarle como inductor de los atentados cometidos en 1986 en los bares del sur de Francia Batxoki y Consolation por mercenarios portugueses contratados por los expolicías José Amedo y Michel Domínguez.

El representante del Ministerio Público también se refería a la acusación de Amedo, a la que ya se ha "acostumbrado" el tribunal, contra el expresidente del Gobierno Felipe González. En este sentido, recordó que el pleno del Tribunal Supremo declaró en su día que "no veía prueba" contra González de "hechos de naturaleza tan grave".

Por su parte, la defensa de Planchuelo, ejercida por José Aníbal Álvarez, pidió al tribunal que deduzca testimonio contra el periodista Melchor Miralles y que condene a la acusación en costas, por actuar de forma "temeraria", al pretender alterar sin pruebas la "verdad material" ya establecida en sentencia.