Lunes, 14 de Enero de 2008

Zapatero: "He sido fiel a mi palabra"

 

Hace un llamamiento a los españoles para que asistan de forma masiva a las urnas // Convoca las elecciones para el 9 de marzo

ANA PARDO DE VERA ·14/01/2008 - 20:56h

"Me siento más fuerte; me siento más motivado que nunca", afirmó ayer el presidente del Gobierno ante los medios convocados en La Moncloa después de que el Consejo de Ministros propusiese la disolución de las Cortes y fijase la convocatoria de elecciones para el 9 de marzo.

Zapatero, que antes de ese Consejo acudió a Zarzuela al correspondiente despacho con el rey, integró en su discurso una llamada a los ciudadanos para que "participen activamente" en la convocatoria electoral y renueven su confianza en el PSOE, en su líder, porque "he sido fiel a mi palabra", aseguró.

Repaso de gestión

El jefe del Ejecutivo hizo un repaso exhaustivo de las promesas que le llevaron al poder por vez primera y enumeró los detalles de su gestión que acreditan el cumplimiento de éstas: habló de más bienestar, más empleo y menos paro; de "gestión rigurosa de los recursos públicos" -superávit del 2% del PIB-, de "nuevas políticas sociales", de una "sociedad más innovadora para nuestros hijos", de una "política exterior autónoma, fiel a nuestra vocación europea y comprometida con los pueblos más abandonados", de más seguridad ciudadana o de "mejorar la articulación territorial de España".

"El Gobierno ha gozado de una fuerte estabilidad" que, según Zapatero, "le ha permitido llevar a la práctica sus compromisos políticos y electorales". El presidente recordó las más de 170 leyes aprobadas durante los cuatro años de Gobierno socialista; los cuatro Presupuestos Generales del Estado - "todos ellos ejecutados con importante superávit"- , y el hecho de "agotar al completo el periodo de la legislatura".

A partir del 9-M, según el presidente del Gobierno, es el momento de "culminar proyectos que hemos puesto en marcha y desarrollar otros que nos permitan alcanzar el pleno empleo, avanzar en nuestra modernización y fortalecer nuestra convivencia".

Por todo ello, aseguró que va a pedir "la confianza a los ciudadanos para los próximos cuatro años", un periodo, en su opinión, decisivo para lograr "el mejor de los futuros". El presidente del Gobierno, que dijo sentirse "fuerte y motivado", reivindicó el "respeto" y la "forma de Gobierno abierta y dialogante" que han caracterizado su legislatura en el poder.

"Buscar el fin de la violencia"

Uno de los grandes fracasos de esta legislatura ha sido el intento por parte del Gobierno de que ETA depusiese las armas para siempre, pero no pudo ser. También en su intervención de ayer, el presidente Zapatero aludió a sus compromisos en materia anterrorista y contestó a una pregunta que, sobre el tema, le hicieron los periodistas.

El jefe del Ejecutivo admitió que en 2004 había prometido "buscar el fin de la violencia terrorista o reducirla al máximo" y aseguró que así lo hizo durante toda la legislatura "mediante la aplicación de todos los instrumentos del Estado de Derecho".

Aunque durante su intervención no se refirió explícitamente a la tregua fallida de la banda terrorista, en el improvisado turno de preguntas, Zapatero admitió que hubo contactos con ETA posteriores al atentado de Barajas, el 30 de diciembre, y que se realizaron con conocimiento del Gobierno, aunque las "expectativas [de paz] ya eran prácticamente nulas".