Archivo de Público
Miércoles, 6 de Abril de 2011

Estudio halla que marcador sanguíneo no puede predecir Alzheimer

Reuters ·06/04/2011 - 13:02h

Por Kate Kelland

Científicos que buscan pistas sobre la enfermedad de Alzheimer han hallado que niveles sanguíneos más altos de una proteína llamada clusterina están estrechamente vinculados con la presencia y severidad de la enfermedad cerebral, pero no con el riesgo de desarrollarla.

La investigación, publicada en el Journal of the American Medical Association, ayuda a científicos a confirmar la importancia de la clusterina como señal del Alzheimer, pero también muestra que es improbable que sea útil para predecir quién podría caer presa de la fatal dolencia.

La enfermedad de Alzheimer afecta a cerca de 26 millones de personas en todo el mundo y, en 2010 solamente, tuvo un costo de tratamiento de 604.000 millones de dólares. El número de pacientes se espera que se triplique para el 2050 porque las poblaciones envejecen.

Es diagnosticada por síntomas y sólo puede ser confirmada al examinar el cerebro en una autopsia después de que el paciente ha muerto.

A pesar de décadas de investigación, científicos y farmacéuticos hasta ahora han fracasado en desarrollar algún tratamiento que pueda detener o revertir la progresión de la enfermedad, que deja a sus víctimas sin sus facultades mentales, y afecta a la memoria, el pensamiento, comportamiento y la capacidad de manejar actividades diarias.

Bapineuzumab, una droga experimental de Pfizer y Johnson & Johnson, está entre las más avanzadas de la búsqueda de tratamientos efectivos, pero recientes intentos de Eli Lilly y Medivation para desarrollar un tratamiento efectivo han mayormente fallado.

Un estudio por separado publicado el domingo identificó cinco nuevas variantes de genes vinculadas al Alzheimer y los científicos dicen que están comenzando a armar el rompecabezas, un poco más cerca del posible desarrollo de tratamientos.

Monique Breteler del Erasmus MC University Medical Center en los Países Bajos, que llevó a cabo este estudio con colaboradores, dijo que mostraba que la clusterina tiene un rol claro en la enfermedad.

"Los niveles de clusterina no pueden usarse como predictor de la enfermedad, pero parece que estos niveles se elevan durante el curso de la enfermedad", dijo Breteler en una entrevista telefónica.

El equipo analizó datos de niveles en sangre de clusterina medidos entre 1997 y 1999 en 60 personas que tenían la enfermedad de Alzheimer, un subgrupo al azar de otros 926 participantes del estudio que no sufrían la enfermedad, y otras 156 personas que fueron diagnosticadas durante el período del estudio hasta enero del 2007.

Hallaron que la probabilidad de un paciente de tener enfermedad de Alzheimer aumenta en línea con crecientes niveles en sangre de clusterina.

Y entre pacientes con Alzheimer, mayores niveles de clusterina se vinculaban con enfermedad más severa.

"Nuestros datos de la población general muestran que mayores niveles de clusterina en plasma están asociados con la enfermedad de Alzheimer y son más altos en los casos más severos", escribieron.

"Sin embargo, altos niveles de clusterina no preceden el desarrollo de la enfermedad y por eso no son un potencial marcador temprano de enfermedad subclínica", añadió.