Miércoles, 6 de Abril de 2011

Desaparecidos 250 inmigrantes en un naufragio en Lampedusa

Los guardacostas italianos rescataron a 51 personas, entre las que hay una mujer embarazada de ocho meses

DANIEL DEL PINO ·06/04/2011 - 09:54h

EFE - Inmigrantes trasladados por la Guardia COstera en Lampedusa.

Una embarcación con más de 300 personas a bordo naufragó la pasada madrugada en el estrecho de Sicilia durante las operaciones de rescate de las patrullas de la Guardia Costera italiana.

El barco, que había zarpado hacía dos días de la ciudad libia de Zuwarah, sufrió un fallo en el motor cerca de la una de la mañana dejando a la deriva la barcaza. Los inmigrantes se encontraban en aguas de Malta, a unas 39 millas al suroeste de la isla italiana de Lampedusa, y decidieron ponerse en contacto con el puerto de La Valleta para alertarles de su situación.

Pero en su busca sólo salieron dos patrullas guardacostas italianas, que llegaron tres horas después. Las malas condiciones meteorológicas y las maniobras de aproximación de una de las patrulleras provocó que el cayuco empezara a balancearse.

Los inmigrantes, aterrorizados, se desplazaron todos hacia el mismo lado del barco y terminó volcando. Sólo 51 de ellos llegaron con vida al puerto de Lampedusa y con los primeros rayos del sol se conoció la tragedia.

"La barca volcó y cayeron muchísimos al mar, entre ellos mi novia y un amigo. Habíamos salido de Libia, había muchas mujeres y al menos tres niños. Llevábamos dos días de viaje. El mar estaba muy picado y todos han muerto a mi alrededor", explicó Peter Hugo, camerunés de 29 años a los medios. Otro hombre de 45 años, procedente de Sudán, aseguró que había decidido huir porque su mujer y su hijo habían muerto.

Según la delegación de la Organización Mundial de las Migraciones en la isla, entre el pasaje de la barcaza había personas de Somalia, Eritrea, Nigeria, Bangladesh, Costa de Marfil, Chad y Sudán.

Acuerdo con Túnez

A primera hora de la mañana, un helicóptero de la Guardia de Finanzas localizaba al menos 20 cuerpos flotando en el mar y en las costas libias aparecían otros 68, aunque no está claro que formaran parte del mismo naufragio. Los supervivientes fueron atendidos por los servicios médicos y permanecerán en Lampedusa a la espera de conocer si Italia los acogerá como refugiados políticos.

Mientras tanto, los que serán repatriados sin ningún tipo de duda serán todos los tunecinos que lleguen a partir de ahora a la isla. Así lo dio a conocer el martes por la noche el ministro de Interior, Roberto Maroni, que finalmente consiguió llegar a un acuerdo con Túnez para "cerrar el grifo" del flujo migratorio. Pero Maroni, que explicará hoy en el Parlamento los detalles del convenio, no desveló qué hará con los 20.000 tunecinos llegados a las costas italianas desde enero.

Noticias Relacionadas