Lunes, 14 de Enero de 2008

El republicano Romney lucha por ganar en casa

Los candidatos republicanos se miden en Michigan y los demócratas en Nevada.

ISABEL PIQUER ·14/01/2008 - 18:38h

Las primarias continúan. Michigan, base de la industria automovilística estadounidense, uno de los estados más afectados por las deslocalizaciones y con la mayor tasa de paro del país (7,4%) es el escenario de una encarnizada batalla entre los candidatos republicanos. 

Nevada, capital de la diversión y los casinos, es el lugar donde Barack Obama y Hillary Clinton juegan el tercer asalto de su lucha por la nominación.

En Michigan, Mitt Romney y John McCain están en empate técnico. Tras sus derrotas de Iowa y New Hampshire el millonario necesita ganar en el estado donde se crió y donde su padre fue gobernador, para seguir en la carrera.

McCain, por su parte, debe demostrar que su victoria en New Hampshire no fue sólo la aventura de un día y que, pese a sus 71 años, es un contendiente viable.

De momento los sondeos le dan la razón. Una encuesta publicada ayer por el Washington Post, sitúa al veterano senador por Arizona en el primer puesto de la carrera republicana a nivel nacional con 28% de las opiniones favorables frente a 20% del pastor baptista, Mike Huckabee.

Este último espera quedar en una digna tercera posición en el antiguo cinturón industrial, cuyas primarias se celebran hoy, para luego ganar la cuarta etapa, Carolina del Sur, el día 19.

El debate ha cambiado de tono. Irak y la inmigración han dado paso a la crisis. Los estadounidenses están cada vez más preocupados por la inminente recesión y esperan que los conservadores ofrezcan algo más que desgravaciones fiscales para relanzar la economía.

Mientras, los demócratas se despedazan en Nevada (primarias el día 19) esperando hacerlo luego en Carolina del Sur, el 26. El tono se ha endurecido considerablemente entre Obama y Clinton.

Esta última ha pasado el fin de semana corrigiendo unas declaraciones ambiguas sobre Martin Luther King y otras realizadas por su marido acerca de la postura de Obama en la guerra de Irak que calificó de “cuento de hadas”.

Según el Post, Clinton sigue encabezando los sondeos a nivel nacional, (42% contra 37% para Obama) pero ha perdido once puntos desde diciembre.

En Nevada ha tratado de ganarse el voto hispano y en Carolina del Sur sin duda perderá el voto negro, la mitad del electorado demócrata.

Los analistas estiman que la lucha se decidirá realmente en 5 de febrero, “Super Martes”, cuando 22 estados acudan a las urnas.