Miércoles, 6 de Abril de 2011

Venderán réplicas del whisky hallado tras un siglo enterrado en la Antártida

EFE ·06/04/2011 - 08:44h

EFE - Caja de madera de un whisky escocés expuesta en una tienda. EFE/Archivo

Una empresa escocesa pondrá a la venta una edición limitada de las réplicas del whisky que permaneció enterrado un siglo en el campamento del explorador irlandés Ernest Shackleton en la Antártida, informaron hoy medios neozelandeses.

Una expedición de la Sociedad para la Conservación del Patrimonio Antártico de Nueva Zelanda encontró en 2006 una caja con once botellas de whisky de la marca Mackinlay, producido por la empresa escocesa Whyte and Mackay.

El crítico Dave Broom dijo a Radio New Zealand que la réplica, elaborada en base a una mezcla de varios whiskies, es excelente y se aproxima al sabor del original, que se cree que fue destilado en 1896 ó 1897.

Cada botella se venderá a unos 50.000 dólares neozelandeses (27.060 euros) y los beneficios se destinarán a la entidad neozelandesa que hizo el hallazgo.

Cuando fueron encontradas, las botellas estaban envueltas en papel y paja para protegerlas durante el viaje al continente helado que en 1907 emprendió Shackleton al frente de la expedición Nimrod.

Según los arqueólogos que manipularon las botellas, el whisky se encontraba todavía líquido y en excelente estado de conservación pese a los temperaturas de 30 grados centígrados bajo cero que soportó durante más de cien años.

Entre 1907 y 1909, Shackleton fracasó en varios intentos por ser el primero en llegar al Polo Sur, y su expedición se quedó sin provisiones cuando se hallaba a 160 kilómetros del objetivo, que alcanzó en 1911 el noruego Roald Amundsen.