Miércoles, 6 de Abril de 2011

Blanco será "neutral, pero no indiferente"

El número dos del PSOE emplaza al PP a calibrar los apoyos de Rajoy

CAROLINA MARTÍN ·06/04/2011 - 01:00h

José Blanco, en la presentación de la guía de campaña, ayer. Marta jara

De acuerdo con el compromiso adquirido por los socialistas el pasado sábado de no hablar de sus primarias, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, evitó pronunciarse ayer sobre sus favoritos hasta el próximo 29 de mayo. No obstante, durante la presentación de la guía de campaña del 22-M afirmó que pasada esa fecha se mantendrá "neutral, pero no indiferente" a los posibles candidatos. "Cualquiera será infinitamente mejor que Rajoy", subrayó.

En un requiebro dialéctico, el coordinador de campaña de los socialistas se refirió a las bondades de las primarias. El propio PP podría, en su opinión, necesitarlas en otoño. "Sería un buen termómetro para saber el apoyo que tiene" Rajoy, razonó el ministro de Fomento. Y es que Blanco no descarta que, en unos meses, el PP se plantee que con Mariano Rajoy no van "a ninguna parte" y en ese caso necesitarán un proceso democrático como el que van a utilizar los socialistas para sustituir a Zapatero.

Blanco dice que «por culpa de Zapatero, Rajoy se ha quedado sin estrategia

Blanco vinculó esta hipótesis al efecto que ha tenido la decisión de José Luis Rodríguez Zapatero de no optar a un tercer mandato en los conservadores. "Por culpa de Zapatero, el PP se ha quedado sin estrategia", señaló el dirigente socialista, recordando que ahora esta pasa por "atacar a todo el PSOE", en alusión a las palabras de su homóloga en el PP, Ana Mato.

Con esta afirmación, remachó Blanco, "han reconocido que atacan a Zapatero y que su estrategia se vino abajo". Así, criticó la actitud defensiva de los conservadores y que estos sigan insistiendo en pedir elecciones anticipadas, pero no se atrevan a promover una moción de censura. El dirigente socialista calificó a Rajoy de "un poco cobarde" por no hacerlo. Y eso que en el Congreso los socialistas no tienen mayoría absoluta. "Eso da trabajo y significaría tener que mostrar un proyecto al país", se jactó Blanco, que censuró la "pereza" del líder de los conservadores.

En contraposición a un PP que anda "con el pie cambiado", Blanco dibujó un PSOE renovado tras el anuncio de Zapatero y los primeros actos de precampaña. "Hay una inyección de moral y de orgullo en el partido", resaltó, tras reunirse con los coordinadores de campaña de todo el territorio nacional.

Unas primarias en el PP "serían un buen termómetro para Rajoy", argumenta

El comienzo de la remontada

Con la vista puesta en las elecciones del 22-M, el ministro advirtió de que esta semana "ha comenzado la remontada" que desembocará en la victoria de las próximas elecciones municipales. Y aclaró que esto implica ser la fuerza más votada en todo el territorio nacional.

Pero para que el PSOE dé la vuelta a las encuestas y su pronóstico se cumpla, hará falta más que una inyección de moral. Por eso Blanco apuntó que dedicarán mayores esfuerzos a transformar esa "energía en motivación y movilización ciudadana", precisamente el factor del que el PSOE está más necesitado, según las encuestas.

Este compromiso se traducirá en un aumento del número de actos de partido programados para este fin de semana. "Vamos a acercarnos a los 2.000", explicó, destacando que en 45 de ellos participarán destacados dirigentes socialistas. Hasta 22 mítines contarán con la presencia de un miembro del Gobierno, según la previsión de Ferraz. Entre ellos, la del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que está previsto que acuda a Alcalá de Henares (Madrid).

En estos escenarios los socialistas pondrán de relieve las razones por las que están orgullosos que, según Blanco, son muchas: 7.700 candidatos a alcalde, 75.000 personas en las listas "Un récord histórico", dijo y los 125.000 voluntarios que serán la "imagen y la voz más cercana del PSOE" en una campaña muy descentralizada, personalizada y participativa.