Miércoles, 6 de Abril de 2011

Vacuna a medida para el cáncer de mama

Un ensayo intentará inmunizar a pacientes contra su tumor

PÚBLICO ·06/04/2011 - 08:20h

Una mujer se somete a una mamografía. THINKSTOCK

La Clínica Universidad de Navarra anunció ayer el comienzo de un ensayo clínico para prevenir las recaídas en el cáncer de mama mediante una vacuna personalizada que se confeccionará para cada paciente utilizando su propio tumor para estimular su sistema inmunológico. El ensayo, multicéntrico y que cuenta con el apoyo del consorcio público estatal Caiber (Plataforma Española de Ensayos Clínicos), espera rendir sus primeros resultados en mayo de 2012.

El grupo de pacientes al que se dirige el ensayo comprende casos diagnosticados en estadios II y III, con tumores de más de dos centímetros, sin metástasis y sin expresión de la proteína HER2, conocida por aumentar la agresividad del cáncer de mama, pero que también lo hace susceptible de ataque con un fármaco específico, el trastuzumab.

El estudio ofrecerá sus primeros resultados en mayo de 2012

Según explica la investigadora principal del ensayo y coordinadora del Área de Cáncer de Mama del centro navarro, Marta Santisteban, las pacientes que participen en el ensayo cuyo reclutamiento aún está abierto recibirán, además de la vacuna experimental, el tratamiento convencional consistente en quimioterapia, cirugía y radioterapia. "El proyecto complementa el tratamiento oncológico tradicional con un calendario vacunal de dos años", explica Santisteban.

La doctora detalla en qué consiste la inmunoterapia. En primer lugar, se realiza una biopsia del tumor, extrayendo de sus células los antígenos (proteínas) para estimular la respuesta inmune. "Se ponen en contacto los antígenos del tumor con las células del sistema inmune para conseguir que las propias defensas del paciente reconozcan al tumor como una amenaza para el organismo y lo puedan atacar", señala Santisteban. "Así, con las células dendríticas extraídas del sistema inmune de la paciente, procesadas después con los antígenos de su propio tumor, se elaboran las vacunas contra la enfermedad que se administrarán a esa determinada paciente", añade la especialista.

Una posible objeción al ensayo es que todas las pacientes recibirán la vacuna, lo que implica que no existirá grupo de control. Los investigadores confían en validar los resultados comparándolos con el histórico de tratamientos convencionales sin la vacuna. Este tipo de inmunoterapias autólogas se han probado ya con resultados esperanzadores en otros tipos de cánceres.