Archivo de Público
Miércoles, 6 de Abril de 2011

Los peces contaminados y la salud

PÚBLICO ·06/04/2011 - 01:00h

Un chef sirve sushi en Tokio, ayer. Shuji Kajiyama / ap

¿Son comestibles los pescados encontrados?

Las autoridades japonesas han hablado de dos tipos distintos de muestras de peces contaminados. Por un lado, han dado con una muestra que registraba 4.080 becque-relios por kilo (Bq/kg) de yodo radiactivo (yodo-131). Japón no tenía límite legal específico para el yodo-131 en el pescado, y ayer decidió situarlo en el mismo nivel que para los vegetales, 2.000 Bq/kg. Por tanto, esta muestra estaría claramente vetada al consumo. Además, han obtenido una muestra de pescado con 526 Bq/kg de cesio radiactivo (cesio-137). Este elemento, más persistente que el yodo, tiene un límite legal menor, de 500 Bq/kg, por lo que su consumo también está prohibido.

¿Y en Europa?

En Europa, los límites legales son distintos. Esto responde a que los hábitos de consumo de pescado en Japón son mucho mayores, por lo que el nivel permitido de cesio-137 es más restrictivo. Para el comercio de pescado está establecido un máximo de 1.000 Bq/kg para el cesio radiactivo. Los niveles de consumo para niños son menores que en adultos: se calculan partiendo de la tasa de consumo medio de alimentos que la FAO les atribuye tanto a adultos (550 kilogramos anuales) como a niños (200 kg).

¿Son dañinos?

La muestra de pescado de 4.080 Bq/kg es mayor a la permitida para el consumo humano, pero está muy por debajo de lo que se consideraría nocivo para la salud. "Tendrían que consumirse muchos pescados de este tipo para que realmente afectaran a la salud de las personas. Eso no quita que toda la lonja de la muestra contaminada deba ser muy vigilada a partir de ahora", señala el profesor de Protección Radiológica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) Eduardo Gallego. Además, este experto señala que, pasados ocho días, la cantidad de yodo que habrá será la mitad de la que hay hoy, por lo que el vertido debería ser constante para que el peligro se mantenga.

¿La radiación recibida es mortal para el pez?

No. "4.000 becquerelios no tienen efecto sobre la biología de estos animales. Una cosa es el límite legal (muy restrictivo) para el consumo humano y otra, el nivel de radiación nocivo", advierte Gallego, quien recuerda que se han tomado muestras de peces vivos afectados por Chernóbil con hasta 15.000 becquerelios por gramo.

¿Cómo afectan estos elementos a los humanos?

Depende. Tanto el cesio como el yodo pueden tener a la larga efectos nocivos para la salud humana. El cesio puede perdurar muchos años en el medio ambiente y seguirá planteando un problema a largo plazo para los alimentos y la salud humana. La presencia de yodo es un motivo de preocupación inmediata. Según la Organización Mundial de la Salud, si se ingiere suficiente yodo-131, puede acumularse en el organismo, sobre todo en la glándula tiroides, y aumentar el riesgo de cáncer de este órgano, más aún en los niños.