Martes, 5 de Abril de 2011

ACTUALIZA 1-Destrucción de ozono llega a nivel récord en Artico

Reuters ·05/04/2011 - 22:17h

(Actualiza con detalles, citas y agrega autor)

Por Stephanie Nebehay

La Organización Meteorológica Mundial (WMO) ha observado en los últimos meses una pérdida récord de ozono, la capa protectora de la atmósfera que protege la vida de los rayos dañinos del sol, dijo la agencia de la ONU el martes.

"La destrucción del ozono ha alcanzado un nivel sin precedentes en el Artico esta primavera (boreal) por la presencia continuada de sustancias que destruyen el ozono en la atmósfera y un invierno muy frío en la estratosfera", dijo el organismo de Naciones Unidas en un comunicado.

Las observaciones sobre el terreno, y también mediante globos aerostáticos y satélites, muestran que la región sufrió una pérdida de la columna de ozono de un 40 por ciento desde el inicio del invierno boreal hasta finales de marzo, según la agencia.

La mayor destrucción de ozono de la que se tenía constancia sobre el Artico, de un 30 por ciento, ocurrió en varias temporadas en los últimos 15 años, más o menos, según una portavoz de la WMO.

"Si el área carente de ozono se mueve del polo hacia latitudes más bajas uno puede esperar una radiación ultravioleta mayor (UV) comparada con la normal para la temporada", dijo la WMO, añadiendo que el público debería comprobar sus previsiones nacionales de UV.

Pero cualquier incremento en la radiación ultravioleta en latitudes más bajas lejos del Artico -que podría afectar a partes de Canadá, países nórdicos, Rusia y Alaska- no tendría la misma intensidad que la que uno sufre en los trópicos, agregó.

Los rayos UV-B han sido vinculados con el cáncer de piel, cataratas y daños en el sistema inmunológico del ser humano. "Algunas cosechas y formas de vida marina también pueden sufrir los efectos adversos", dijo la agencia.

Al contrario que la Antártida, una gran destrucción de ozono en la estratosfera del Artico no es un fenómeno recurrente anual, ya que en el Artico las condiciones meteorológicas varían mucho de un año a otro.

La destrucción récord del ozono sobre el Artico se produce pese a un Protocolo de Montreal "muy exitoso" cuyo objetivo era reducir la producción y consumo de químicos que destruyen el ozono como clorofluorocarburos (CFC), dijo la WMO.

Las sustancias estaban presentes en los frigoríficos, latas de espray y extintores de incendios, pero han sido eliminadas progresivamente.

No obstante, debido a la larga vida de esos compuestos en la atmósfera, harán falta varias décadas antes de que las concentraciones vuelvan a niveles previos a 1980, objetivo establecido en el pacto alcanzado en 1987, agregó.