Martes, 5 de Abril de 2011

Zapatero ratifica que no se adelantará el Fondo de Competitividad a Cataluña

EFE ·05/04/2011 - 17:49h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Gobierno esta tarde en el pleno del Senado, ha advertido de que el Gobierno no adelantará los 1.450 millones de euros del Fondo de Competitividad correspondientes a Cataluña para este año, que se abonarán cuando se liquide el ejercicio, como marca la ley de financiación autonómicas.

El jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, ha advertido hoy de que el Gobierno no adelantará los 1.450 millones de euros del Fondo de Competitividad correspondientes a Cataluña para este año, que se abonarán cuando se liquide el ejercicio, como marca la ley de financiación autonómicas.

En la sesión de control en el Senado, Zapatero ha respondido así a la reclamación del portavoz de CiU, Jordi Vilajoana, quien por su parte ha reiterado que el Govern no hará recortes en el gasto público catalán más allá del 10 % al que se ha comprometido para alcanzar los objetivos de déficit en esta comunidad.

Vilajoana ha señalado en este sentido que la Generalitat no piensa renunciar a sus compromisos con los principales gastos sociales, como la educación y la sanidad, para cumplir con el déficit público marcado, ya que para lograrlo necesita recibir los ingresos del Estado que le corresponden, entre ellos el citado fondo.

Por eso ha advertido a Zapatero de que si el Estado no cumple con los pagos que tiene que dar a la Generalitat, ésta no podrá poner en marcha su plan de viabilidad económica para conseguir reducir el déficit del 3,9 % al 1,3 % del PIB en un año. "Ya nos lo temíamos", ha lamentado el Senador.

El presidente del Gobierno ha recordado a Vilajoana que según la nueva ley de financiación autonómica este fondo se liquida "conjuntamente con el resto de recursos del sistema", por lo que la parte que corresponde a 2011 se abonará cuando se liquide este ejercicio.

Zapatero ha asegurado entender las dificultades que tiene Cataluña para poner en marcha un plan de reducción del déficit, en alusión a los recortes que él mismo tuvo que impulsar el año pasado para la Administración central, que "generan impopularidad y afectan a ciudadanos que lógicamente no se sienten bien tratados".

Sin embargo, el presidente ha añadido que "gobernar es elegir", y la responsabilidad de reducir el déficit público catalán "es de la Generalitat".

Zapatero ha prometido que el Gobierno va a "colaborar" con la Generalitat en sus objetivos, aunque ha pedido a CiU "coherencia tanto en los hechos como en las palabras", para que ponga en práctica todo lo que ha defendido sobre la consolidación fiscal.

Aunque Jordi Vilajoana ha valorado el "tono" del presidente del Gobierno, le ha advertido de que Cataluña no puede cumplir con el compromiso de reducir el déficit público en un año del 3,9 % al 1,3 % del PIB si no cuenta con los ingresos que le tiene que abonar el Estado.

Además le ha advertido a Zapatero que la reducción del gasto comprometida de la Generalitat va a ser del 10 % pero no pueden ir "más lejos que esto", por su "compromiso total" con las políticas sociales y porque hay que garantizar el Estado de bienestar.

Jordi Vilajoana también ha asegurado que la Generalitat no va a recurrir a la subida de impuestos para conseguir más recursos, como hizo el anterior gobierno tripartito, con el alza de un céntimo de la gasolina o subiendo el impuesto de transmisiones patrimoniales.

El portavoz de CiU ha señalado que los catalanes pagan "más impuestos que nadie" y llevan más de treinta años aportando más recursos al Estado de los que reciben, además de asegurar que, según los expertos, el déficit del Estado con Cataluña se sitúa entre los 15.000 y 20.000 millones de euros. "Esto no es sostenible", ha concluido.