Lunes, 14 de Enero de 2008

Cavalli mima al hombre y lo viste de estrella del rock

EFE ·14/01/2008 - 21:21h

EFE - El diseñador italiano Roberto Cavalli (3d), junto a las componentes del grupo británico de pop "Spice Girls", hoy antes de la presentación de su nueva colección para hombre otoño/invierno 2008/09 durante la pasarela de Moda Masculina de Milán.

El diseñador italiano Roberto Cavalli ha vestido a sus hombres como estrellas del rock en la tercera jornada de la semana de la moda masculina de Milán "Milano Moda Uomo" para el otoño-invierno de 2009 y los mima con tejidos suaves como el raso, la seda y el terciopelo.

Para Cavalli, "el tiempo de la masculinidad total se ha terminado" y también el hombre necesita "que le mimen" y por ello la colección para el próximo invierno acaricia la piel con tejidos de pana elaborados, camisas de satén y de raso y abrigos de astracán en colores oscuros como el negro, el azul y el marrón.

El resultado es la "masculinidad rock", como el mismo diseñador ha definido, y como ejemplo de su inspiración citó a uno de sus divos el cantante estadounidense Lenny Kravitz.

El traje para las noches más elegantes es de terciopelo azul con pajarita y camisa negra de seda y los abrigos son de piel de serpiente.

Cavalli se rodeó para mostrar su colección de las cinco componentes del conjunto pop británico Spice Girls, para quienes ha diseñado el vestuario de su actual gira con la que han vuelto a los escenarios, y con quienes salió a la pasarela para saludar al público.

La nueva colección de John Richmond también se inspiró en el rock, aunque en el de los años 60 y 70 que representaban a la perfección los británicos Rolling Stones.

Las chaquetas de terciopelo con grandes flores estampadas, o en morado, rojo y azul, ajustadas a la cintura, pantalones pitillo y sombrero de ala ancha es el estilo elegido por Richmond.

Richmond rescata el pañuelo de seda en sustitución de la corbata y para los más osados grandes pañuelos estampados.

Por su parte, Carlo Pignatelli ha imaginado un hombre recién salido de una película del director Emir Kusturica, un gitano lleno de glamour tanto en sus trajes completamente blancos como en los más atrevidos con tejidos de cachemir de aires bohemios.

El hombre de Pignatelli incorpora largas bufandas y pañuelos de seda con los trajes más elegantes y se concede largos abrigos de piel de carnero de Mongolia.

El hombre gitano también ha sido fuente de inspiración para la directora creativa de la línea masculina de la casa Gucci, Frida Giannini, que asegura que su colección ha sido iluminada por la "irreverencia" del ucraniano Eugene Hutz, líder del grupo gipsy punk Gogol Bordello.

Gucci propone pantalones a la cadera con tejido de rayas y ajustados de piel negra con botas de cuero y que van acompañados con amplias camisas estampadas.

Los abrigos son de piel de astracán y adornados con cinturones que recuerdan los trajes de los gitanos de los balcanes y vuelven las pieles de todo tipo y de todas las formas.

En contra tendencia la colección de Laura Biaggioti que presentó una colección de cómodos y amplios jerséis que incluso se convierten en una caliente manta o grandes chalecos de lana.

El hombre toma prestado de la moda femenina los largos jerséis de lana sin mangas y los abrigos de vivos colores, en la gama de los rojos, todo ello adornado con amplios y exagerados cuellos vueltos.

La bolsa grande también está de moda en las colecciones masculinas y los hombres llevan en sus viajes grandes bolsos de piel con efecto corteza de árbol.

La colección de Moschino puso el toque de color a una jornada dominada por los tonos fríos y destacó la fantasía de sus chaquetas ribeteadas de rojo, a rayas negras y rojas, los trajes de mil puntos, y jersey en vivos colores llevados bajo un traje elegante.

El belga Dirk Bikkembergs sigue apostando por el tirón de los deportistas y sus modelos, algunos futbolistas como Fabrizio Ravanelli o jugadores de voleibol, llevaron trajes ajustados para marcar físicos esculturales.