Martes, 5 de Abril de 2011

Rodríguez Ibarra pide primarias en el PP entre Rajoy, Aguirre y Gallardón

El expresidente de la Junta de Extremadura  cree que al PP sólo le interesan las elecciones generales

·05/04/2011 - 09:59h

ÁNGEL MARTÍNEZ - Rodríguez Ibarra, en una imagen de 2008.

El ex presidente de la Junta de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha pedido que el PP celebre primarias en la que compitan el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

A juicio de Rodríguez Ibarra al PP "no le interesan los comicios municipales y autonómicos sino los generales" una vez que el presidente del Gobierno y secretario general socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho que no opta a la reelección. El PP quiere elecciones generales "ya" porque su objetivo primordial es acceder al Gobierno central "como sea".

"Si hubiera elecciones generales, como solicita el PP, no se hablaría de los municipios sino del Gobierno nacional, que es lo que les interesa, porque no quiere ganar Zafra o en Fuente del Maestre para dar una vida mejor a la gente sino que esto es un instrumento para llegar al Gobierno de Madrid", ha añadido.

Ha agregado que, por contra, "un gran país no solo se hace desde el Gobierno, sino que se hace desde los ayuntamientos, que es en donde vivimos los 365 días de cada año y los diferentes años de nuestra vida".

También ha explicado que, al igual que el presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, "dice que va a llegar a presidente", también "sabe lo que van a votar los españoles, aunque no sabemos lo que votaría el Partido Popular si se sometiera a unas primarias".

Por esto, ha pedido que el PP celebre elecciones primarias con la presentación de, entre otros, Mariano Rajoy, la presidenta de la Comunidad de Madrid, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, entre otros.

A su juicio, "los populares están nerviosos porque llevan pidiendo desde hace tres años a Zapatero que se vaya y, como no lo consiguen a pesar de que las encuestas le van tan bien, no tiene ningún inconveniente en deteriorar al Gobierno, dando credibilidad a las actas ETA sobre las conversaciones de la tregua".