Martes, 5 de Abril de 2011

Trinidad Jiménez, Miguel Ángel Revilla y David Bisbal, premios Naranja 2010

EFE ·05/04/2011 - 02:41h

EFE - (i-d). El director de cine Carlos Saura, la Ministra de asuntos exteriores, Trinidad Jimenez, la sobrina de Carlos Saura, y los cantantes David Bisbal y Manolo Escobar, durante el acto de entrega de los Premios Naranja-Limón que otorga la peña periodística Primera Plana, en un acto celebrado esta noche en Madrid.

La simpatía y buena relación con los medios de Trinidad Jiménez, Miguel Ángel Revilla y David Bisbal han sido reconocidas en diferentes categorías con los "dulces" premios Naranja que concede cada año la peña periodística "Primera Plana".

Justo por lo contrario, por su "acidez" con los medios de comunicación, destacan la periodista Mercedes Milá y la ministra de Sanidad, Leire Pajín, que recibieron, respectivamente, los premios Limón y Limón Especial a modo de "toque de atención" para animarlas a que mejoren su relación con la prensa.

La peña decana de las agrupaciones periodísticas de España no se olvida en sus galardones anuales, que ya cumplen 39 ediciones, de aquellos que llevan toda la vida demostrando su trato fácil con la prensa, un reconocimiento que esta noche ha llegado en forma de mandarina para el cantante Manolo Escobar.

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha recibido su Naranja Extraordinaria de manos de su amigo y candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, quien ha afirmado que "Trini merece este premio porque siempre tiene una sonrisa y una frase de ánimo, incluso en los momentos serios".

Jiménez no ha tenido reparos en confesar la clave de su éxito con los medios: "tratar a todo el mundo con amabilidad y respeto" y ha celebrado "con orgullo" un galardón que miembros del partido socialista han recibido en contadas ocasiones.

En el otro extremo de la relación con la prensa se encuentra Pajín, galardonada con un premio Limón Extraordinario que no ha ido a recoger y que en su día también recibieron otras personalidades socialistas como Felipe González o Enrique Tierno Galván.

Por ser "amable, risueño y de fácil comunicación", además de "autor de la crónica más indiscreta de un banquete real", ha sido reconocido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, Naranja Especial que ha agradecido afirmando que si al año que viene le dan un limón también lo recogerá "con mucho gusto".

El cantante David Bisbal, por su parte, ha dado las gracias por su premio Naranja a los periodistas ya que, ha relatado, "sin su apoyo jamás habría recibido muchos de los premios" que decoran su casa de Almería.

Mercedes Milá, que estaba celebrando su cumpleaños fuera de España, ha sido otra de las grandes ausentes de la noche, pero ha expresado sus impresiones a través de una nota en la que lamentaba no poder recibir un premio que esperaba conseguir "desde hace muchos años".

Sin embargo, si hay un premiado que llevaba años esperando un reconocimiento a su relación con los medios ése es Manolo Escobar, que tras 50 años de carrera ha recibido esta noche, de manos de Concha Velasco, el premio Mandarina por toda una vida de trato amable con los medios.

"Ministro de Trabajo, tome nota: ahora sólo me falta recibir la Medalla al Mérito en el Trabajo", ha afirmado Escobar en su intervención que ha concluido, a petición popular, al son de la canción "Que viva España".

Concluida la ceremonia de entrega, los invitados han podido intercambiar impresiones durante una cena en la que las canciones de Escobar, que eran coreadas de vez en cuando por los asistentes, y una tarta con forma de media naranja impedían olvidarse de lo especial de estos premios que reúnen anualmente a periodistas con personajes del mundo de la cultura, de la política y artistas.