Martes, 5 de Abril de 2011

Los alergólogos denuncian que faltan especialistas

Afirman que ninguna comunidad alcanza la proporción de un alergólogo por cada 50.000 habitantes

ANTONIO GONZÁLEZ ·05/04/2011 - 01:00h

Las alergias, en alza.

El incremento de la prevalencia de las alergias, junto a la creciente complejidad de los tratamientos, cada vez más ajustados al perfil del paciente, han puesto de relieve en los últimos años un importante déficit de alergólogos en la sanidad pública. Así lo denunciaron ayer los responsables de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), que afirman que ninguna comunidad alcanza la proporción de un alergólogo por cada 50.000 habitantes que estableció la Organización Mundial de la Salud hace más de 30 años.

Aunque la SEAIC, que está estudiando el alcance exacto del déficit, no ofreció ayer una estimación global de esta carencia, sí señala las autonomías donde el problema es mayor. Se trata de Balears donde según afirma esta asociación no hay un solo alergólogo en la sanidad pública, islas Canarias hay menos de 30 para 600.000 alérgicos, Catalunya donde hay uno por cada 140.000 habitantes y Asturias, donde se contabiliza una veintena de profesionales, la mayoría en la sanidad privada.

Es cierto que en lugares de costa la incidencia de las alergias a los pólenes es muy inferior, aunque por el contrario aumenta la sensibilización a los ácaros del polvo. Además, factores como el incremento de los casos de alergia infantil por la exposición a la polución y los alimentos procesados; la proliferación de pacientes con varias alergias o el uso de las vacunas contra la alergia han complicado mucho el abordaje de estas dolencias. Por ello, a juicio de los alergólogos, es necesaria una atención integral que no pueden ofrecer el médico de familia, el pediatra, el neumólogo o el dermatólogo. "El tratamiento de las alergias es cada vez más adecuado a cada paciente, pero esto incrementa mucho la complejidad de las consultas y el déficit de especialistas se nota mucho más", explica Matilde Rodríguez Mosquera, presidenta de la Sociedad de Alergología Madrid y Castilla-La Mancha.

Formación insuficiente

Además, los alergólogos, que celebran estos días la Semana Mundial de la enfermedad, afirman que la formación sobre alergia que reciben los estudiantes de medicina deja mucho que desear. "La formación es totalmente insuficiente, no están preparados para atender los casos leves ni para identificar a los que necesitan tratamientos específicos", indica Victoria Cardona, de SEAIC. Menos mal que esta no será "la peor de las primaveras" para los alérgicos, gracias a que las lluvias de otoño e invierno no fueron abundantes.