Lunes, 4 de Abril de 2011

684 conductores murieron en 2010 por distracciones

Campaña de la DGT para reducir los accidentes por despistes

ANNA FLOTATS ·04/04/2011 - 22:35h

Acciones tan sencillas que a menudo se realizan de manera inconscientemente como marcar un número de teléfono, encender un cigarrillo o ajustar la radio del coche se llevaron por delante la vida de 684 personas en la carretera durante el año pasado. En el año 2010, la desatención en la conducción provocó 608 accidentes mortales e influyó en el 39% del total de los choques.

Para reducir esta tasa de siniestralidad, la Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha este lunes una campaña especial de concienciación de los peligros que entrañan las distracciones. Durante la campaña, que durará hasta el próximo domingo, los agentes de la Guardia Civil intensificarán los controles para trasladar a la sociedad el siguiente mensaje de la DGT: "Al volante, sólo el volante. No te distraigas".

Esta infracción está castigada con una multa de 200 euros y tres puntos

Apartar la vista de la carretera, aunque sólo sea durante unos segundos, significa que "el coche circula sin control a lo largo de un tramo en el que pueden surgir diversas circunstancias que provoquen un accidente", advierte Tráfico en un comunicado.

Por ejemplo, después de hablar un minuto y medio por el móvil, incluso con el manos libres, se dejan de percibir el 40% de las señales, la velocidad media del coche baja un 12% y el ritmo cardíaco del conductor se acelera bruscamente durante la llamada. Hay estudios que demuestran que el uso del teléfono móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes.

Eso es porque un conductor hablando por teléfono tiene todos los números para perder la capacidad de concentración necesaria para conducir: no mantiene una velocidad constante, la distancia de seguridad con el vehículo que circula delante no es la suficiente y el tiempo de reacción aumenta considerablemente entre medio y dos segundos, dependiendo del conductor, explica la DGT. El año pasado, 136.123 conductores fueron sancionados por utilizar el teléfono móvil mientras conducían, un 3% más que el anterior.

El uso del móvil multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes

Este comportamiento, junto con el uso de navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, está castigado con una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet de conducir.

Fumar, otro peligro

Encender y apagar un cigarrillo es otro factor de riesgo al volante. Fumar durante la conducción multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente. Buscar algo en la guantera, maquillarse y observar accidentes de tráfico son otros motivos de distracción que también serán objeto de control esta semana. Además, los conductores podrán escuchar cuñas informativas sobre el tema en la radio.