Lunes, 4 de Abril de 2011

Mueren dos soldados de la ISAF por disparos de un supuesto policía afgano

EFE ·04/04/2011 - 10:58h

EFE - Soldados alemanes saludan a los ataudes de tres de sus compañeros en Mazar-e-Sharif, Afganistán, que murieron el pasado mes de febrero en un tiroteo junto a un campamento de la ISAF en el norte de Afganistán. EFE/Archivo

Dos soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) murieron hoy por disparos de un supuesto miembro de la Policía fronteriza afgana en el norte del país, informó hoy en un comunicado la organización militar.

El suceso ocurrió en la provincia de Faryab, afirmó en un comunicado la ISAF, que añadió que el autor de los disparos se dio a la fuga tras los hechos.

Por el momento, la ISAF sólo ha precisado que el tiroteo ocurrió dentro de un recinto, y anunció la apertura de una investigación.

En el pasado, ya se han registrado enfrentamientos armados por riñas entre soldados extranjeros y afganos, o por insurgentes que se hacen pasar por soldados para atacar a las tropas extranjeras.

El pasado mes de enero, un soldado afgano mató a un militar de la ISAF en el transcurso de una disputa en la provincia noroccidental afgana de Badghis.

En noviembre de 2010, la OTAN reconoció estar investigando si otro militar del país centroasiático mató a tres de sus soldados en la provincia sureña de Helmand.

Y en esa misma provincia, un soldado afgano tiroteó y mató en julio del año pasdo a tres soldados británicos mientras participaban en una patrulla conjunta del Ejército afgano y la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF).

Las tropas internacionales y afganas realizan con asiduidad operaciones conjuntas en su lucha contra los insurgentes talibanes, que tratan de derrocar al Gobierno y lograr la retirada de las fuerzas extranjeras desplegadas en Afganistán.

En los últimos meses, varios cargos militares han dado la voz de alarma sobre la supuesta capacidad de los insurgentes para camuflarse y hacerse pasar por soldados, o simplemente para atraer a su causa a los militares del Ejército.