Lunes, 4 de Abril de 2011

Caminito a La Lobera

Esta cueva situada en Castellar, Jaén, abre sus puertas para descubrir este santuario ibérico cargado de magia.

PÚBLICO ·04/04/2011 - 10:36h

Una senda señalizada y con paneles interpretativos lleva hasta la cueva / EFE.

Castellar es una sorpresa monumental en mitad del paisaje olivarero de Jaén. El Renacimiento la adornó con palacios y casonas propiedad de una acaudalada aristocracia que había hecho fortuna con una pujante industria agrícola. La espigada avenida de la Consolación es el mejor testimonio de lo más notable del patrimonio monumental del pueblo, pero desde hace unas semanas Castellar depara una nueva sorpresa: la apertura del santuario ibérico de la Cueva de la Lobera tras su adecuación y musealización.

Data del siglo IV antes de Cristo y se cree estaba dedicado a una divinidad femenina. Un espacio que complementa al Museo del Santuario Ibérico de Castellar, abierto en 2010 en el municipio. En él se expone el legado encontrado en el yacimiento, compuesto en su mayoría por exvotos -ofrendas en forma de figuras que usaban los íberos para comunicarse con los dioses-, y que muestran cómo era la religiosidad popular de esta civilización milenaria. Es un museo único en el mundo por estar dedicado a esta particularidad de la religión ibérica y entre su importante legado destaca una figura femenina que podría ser la propia diosa representada con dos ánades en los laterales.

La Cueva de la Lobera, situada a un kilómetro de Castellar, fue durante los siglos IV y III antes de Cristo un enclave estratégico en el límite de un importante territorio donde los oriundos de la zona acudían a rendir culto a los dioses. Una pequeña senda de poco más de 500 metros, señalizada y con paneles interpretativos, lleva hasta ella, donde no solo hay que disfrutar del paisaje, también hay que pensar que hace unos 2.500 años por ese mismo camino anduvieron los iberos conocedores de los secretos que aquella cueva guardaba.L

a apertura de estos espacios históricos se enmarca en la ruta Viaje al Tiempo de los Íberos, cuyos próximos hitos serán la apertura del centro de recepción de visitantes de la ciudad ibero-romana de Cástulo o el Centro de Interpretación de la Cámara de Toya y Hornos, en Peal de Becerro, a los que se sumará el Museo Ibero de Jaén.

Más información
Viaje al tiempo de los íberos
Castellar, Jaén

Noticias Relacionadas