Lunes, 4 de Abril de 2011

A la pesca del voto liberal desencantado

Los verdes consiguieron su primer escaño en 2010 en Westminster

IÑIGO SÁENZ DE UGARTE ·04/04/2011 - 08:20h

Caroline Lucas.

El sistema electoral mayoritario del Reino Unido es el mayor enemigo para que el Partido Verde británico adquiera protagonismo. Sin embargo, los números no mienten. En un país de 61 millones de habitantes, los verdes sólo tienen algo más de 10.000 militantes. Las movilizaciones pacifistas de los años ochenta contra los misiles Pershing no sirvieron para que el ecopacifismo adquiriera rango de fuerza política de primer orden.

Sin embargo, los verdes creen que los tiempos están cambiando. En las últimas elecciones de mayo de 2010, consiguieron que su líder, Caroline Lucas, ganara el escaño de la localidad costera de Brighton, su primer escaño en el Parlamento de Westminster. Se confirmaba una tendencia al alza que ya apuntaba en las elecciones europeas de 2009. Los 1.223.303 votos les dieron entonces dos eurodiputados.

El previsible hundimiento de los liberales demócratas en futuros comicios puede ser muy beneficioso para los verdes. Los liberales siempre han tenido muchos votantes entre profesores y estudiantes universitarios, el sector más descontento con el Gobierno de coalición con los conservadores. El aumento de las matrículas universitarias, que vulneró una promesa de campaña del partido de Nick Clegg, es un factor que puede hacer que los ecologistas pesquen un buen número de votos en la tragicomedia en que se han convertido los liberales.

Cambio del sistema electoral

Todo dependerá en buena parte del referéndum que se celebra en mayo para introducir el voto alternativo, que puede beneficiar a las pequeñas formaciones como los verdes. Y al impacto que pueda tener la catástrofe de Fukushima. La lucha contra el cambio climático es una de las banderas de los verdes, sin que eso les haya hecho cambiar su oposición a la energía nuclear.

El Gobierno tiene previsto permitir que se construya una decena de reactores nucleares de nueva generación. Ese es otro asunto difícil de aceptar para los votantes de los liberales demócratas.

Noticias Relacionadas