Domingo, 3 de Abril de 2011

Japón admite que las fugas radiactivas durarán "meses"

Tokio asegura que el nivel de radiación no conlleva un riesgo inmediato para la salud

EFE ·03/04/2011 - 22:00h

Operarios echan resina a un reactor dañado. REUTERS

El Gobierno de Japón advirtió de que pueden pasar "varios meses" antes de que cesen las filtraciones radiactivas de la central nuclear de Fukushima y aseguró que es inevitable que la batalla sea "larga", informó la agencia local Kyodo. El ministro portavoz, Yukio Edano, citado por Kyodo, aseguró además que el Ejecutivo estudia incrementar la ayuda a los evacuados en las inmediaciones de esa central al borde del mar, donde se ha decretado un área de exclusión en un radio de 20 kilómetros.

Más de tres semanas después del gran terremoto de nueve grados que desató la crisis nuclear, los operarios continúan sus trabajos día y noche para controlar cuatro de los seis reactores de la planta de Fukushima Daiichi, cuyo sistema de refrigeración resultó dañado por el tsunami que siguió al temblor.

El Gobierno sostiene que la radiactividad detectada hasta el momento en las inmediaciones de la planta de energía atómica no conlleva un peligro inmediato para la salud más allá del área evacuada. Edano explicó que los análisis efectuados a niños residentes a una distancia de 20 a 30 kilómetros de la central no muestran ninguna evidencia de que hayan sido expuestos a niveles excesivos de radiactividad.

Más de 12.000 muertos

Aparecieron los cuerpos de dos trabajadores de la central que estaban desaparecidos desde el 11 de marzo. Los cadáveres estaban en un sótano, cubiertos por el agua, y la causa de la muerte fueron "hemorragias externas" provocadas por el seísmo, según las autoridades.

El desastre ha provocado ya al menos 12.020 muertes, según el último recuento policial, y hay otras 15.512 personas sin localizar pese a los esfuerzos de los equipos de búsqueda, que el viernes lanzaron una operación para peinar las zonas devastadas.

Cerca de 25.000 militares de Japón y EEUU se dedican a esta tarea. Las autoridades han comenzado a realojar a parte de los 163.000 evacuados que permanecían aún en refugios temporales.