Lunes, 4 de Abril de 2011

Reino Unido coordinará el mayor telescopio del mundo

El país albergará la sede del proyecto para construir un observatorio de un kilómetro cuadrado

PÚBLICO ·04/04/2011 - 08:00h

Simulación del futuro telescopio. ska

La construcción del mayor telescopio de ondas de radio del mundo, el SKA, se planeará desde Reino Unido, donde estará la sede oficial del proyecto, según decidieron el viernes los nueve países que lideran el esfuerzo.

El observatorio, que comenzará a construirse en 2016 y tiene previsto estar operativo en 2024, será un conjunto de 3.000 platos receptores que, unidos, componen una superficie de un kilómetro cuadrado. El SKA rastreará el espacio en busca de ondas de radio emitidas por otras civilizaciones y responderá preguntas sobre el origen del Universo.

El ingenio será 50 veces más potente que los receptores actuales

Debido a que sólo capta ondas de radio, el telescopio debe estar situado en un lugar poco poblado para que las ondas de televisión, telefonía y otras fuentes no le causen interferencias. Suráfrica y Australia se disputan albergar el enorme dispositivo, cuya ubicación final será decidida en 2012.

Tras una reunión en Roma el sábado, los organismos públicos de investigación de Australia, China, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Nueva Zelanda, Suráfrica y Reino Unido, líderes del proyecto, acordaron que la sede de la oficina encargada de organizar la construcción del telescopio estará en el observatorio de Jodrell Bank, de la Universidad de Manchester. El centro, que ya aloja varios telescopios, aumentará su personal en 60 personas que comenzarán sus labores en enero de 2012, según informaron en un comunicado los coordinadores del SKA. En total, 20 países colaboran en el diseño del futuro telescopio, incluida España. El proyecto tiene un coste de 1.500 millones de euros.

La mitad de sus platos de recepción se concentrarán en un radio de cinco kilómetros, mientras el resto se esparcirán en brazos por un área total de 3.000 kilómetros. El conjunto será el receptor de ondas de radio emitidas por galaxias y otros cuerpos más potente que existe. Será cincuenta veces más sensible que los instrumentos actuales y tardará 10.000 veces menos tiempo en rastrear la misma porción de cielo.

Buscará señales de extraterrestres y estudiará la energía oscura

¿Hay alguien ahí?

Comparado con los mayores receptores actuales, el SKA podrá cubrir una porción mil veces mayor de nuestra galaxia, la Vía Láctea, en busca de señales.

Los platos del SKA también permitirán realizar un nuevo mapa de galaxias lejanas. Este atlas hará posible, por ejemplo, estudiar mejor el fenómeno de expansión constante del Universo, que se está acelerando y que los expertos atribuyen a la llamada energía oscura.