Domingo, 3 de Abril de 2011

Continúa la escalada de muertos en Libia tras los bombardeos

En Misrata comienzan a escasear los suministros. En Bengasi, el exministro libio de Interior participará en el "equipo de crisis" de los contrarios a Gadafi

PUBLICO.ES ·03/04/2011 - 13:17h

Cohete lanzado por los contrarios a Gadafi cerca de Brega, el 1 de abril./EFE

Varias decenas de personas han muerto en Libia en las últimas horas, lo que aumenta la escalda de desolación que podría estar dejando cerca de 140 muertos cada semana, según estima Reuters, que cita a un médico en misión humanitaria sobre el terreno.

"Cada semana se informa de la muerte de entre 100 y 140 personas, multiplicando eso por 6, nuestra estimación es de entre 600 a 1.000 muertos desde el inicio de los combates", declaró el médico—identificado como Ramadán— que vive en Reino Unido y llegó a Misrata hace varios  días. 

En la ciudad rebelde de Kotla, al suroeste de Trípoli, 32 personas han muerto y varias decenas han resultado heridas en las últimas horas durante una ofensiva lanzada por las fuerzas leales a Muamar al Gadafi, según informó la cadena de televisión Al Arabiya. 

Las tropas de Gadafi continuaban esta mañana con el ataque que comenzaron ayer, declaró un residente a la emisora árabe. Según el testigo, las fuerzas gubernamentales lanzaron la ofensiva desde el acceso este de la ciudad, utilizando artillería pesada y baterías de lanzamisiles Grad.

Ataques en Misrata y "crisis" en Bengasi

En la ofensiva de Brega murieron 13 personas a causa de los ataques de la OTAN 

En Misrata, último bastión rebelde al oeste del país —donde los suministros empiezan a escasear—,  las fuerzas afines al dictador libio bombardearon esta mañana un edificio para intentar desalojar a los rebeldes, según Reuters.  

El bombardeo golpeó a un edificio que anteriormente era utilizado para tratar a los heridos de los combates en la tercera mayor ciudad de Libia y dejó al menos una persona muerta y varios heridos más, confirmó un residente.

"Tenemos un muerto confirmado y no sabemos cuántos heridos. Las ambulancias están llegando ahora, trayendo a los heridos", dijo el residente, hablando por teléfono desde un edificio que está siendo utilizado como un hospital improvisado.

Al igual que muchas ciudades, Misrata rechazó el Gobierno de Gadafi en un alzamiento en febrero. En una violenta represión, las fuerzas de Gadafi recuperaron el control de la mayor parte del oeste de Libia, dejando a Misrata aislada y rodeada, con suministros menguantes.

En la capital rebelde de Bengasi en el este, el consejo contra Gadafi ha nombrado un "equipo de crisis", que incluye al exministro del Interior libio como jefe del estado mayor de las fuerzas armadas, para intentar administrar las partes del país que controla.

Los líderes rebeldes también pidieron que los ataques aéreos liderados por la OTAN contra las fuerzas de Gadafi continúen, a pesar de que 30 milicianos murieron en una ofensiva de la coalición intenacional mientras intentaban tomar el control del pueblo petrolero de Brega.

Sobre la continuidad de la misión en Libia se ha pronunciado hoy la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, al asegurar que los países de la coalición seguirán trabajando "de forma conjunta y coordinada" en Libia hasta cumplir la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. 

Sin inmunidad para Musa Kusa

Londres asegura que no han prometido inmunidad diplomática al exministro libio

Mientras, en Londres, el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, afirmó hoy que su Gobierno no ha prometido inmunidad diplomática al exministro de Exteriores libio Musa Kusa frente a un eventual procesamiento por el atentado de Lockerbie o su supuesta complicidad con el terrorismo del IRA.

En una entrevista con la BBC recogida por EFE,  Hague dijo que tampoco había solicitado esa inmunidad Kusa, que huyó el pasado miércoles a Gran Bretaña, donde dijo que no quería seguir representando al régimen del coronel Gadafi.

"No ha habido ningún trato. Él pidió venir aquí por propia voluntad. Y está bien que haya abandonado ese régimen despótico y asesino porque lo debilita y porque nos permite tratar ahora con él de la situación en Libia y en el norte de África", dijo el político tory. 

Noticias Relacionadas