Sábado, 2 de Abril de 2011

"Siento los colores de España como nadie"

El atleta afirma sentirse orgulloso de vestir la camiseta de la selección española

LAURA GUTIÉRREZ TEMPRANO ·02/04/2011 - 17:12h

EFE - Sergio Sánchez tras clasificarse en el Campeonato del mundo de Atletismo en pista cubierta.

La absolución de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) al fondista etíope Alemayehu Bezabeh de tentativa de dopaje ha provocado la indignación de Sergio Sánchez. El actual subcampeón del mundo en 3.000 metros pista realizó este viernes unas polémicas declaraciones sobre el ‘caso Bezabeh' en la radio cántabra Oid , que explicó más tarde en el programa El partido de las 12 en la cadena COPE.

Sánchez afirmó no responsabilizar directamente del caso al ex secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, del que aseguró esperar una reacción. Sin embargo, considera que, por su cargo, su función era defender el deporte español.

"Bezabeh era el niño bonito, el intocable, porque sus medallas hacían que ciertas personas sacasen pecho", subraya el atleta. Para él, muchos españoles han conseguido títulos y no han sido recibidos en el Consejo Superior de Deportes como "héroes", como sí fue acogido el fondista. "Cuando alguien da la cara por alguien, en los momentos malos también tiene que hacerse cargo", defendió.

El atleta pidió disculpas por sus descalificaciones hacia el etíope, pero le tildó de "mala persona" por no haber asumido su culpa y haber dado excusas. "Este hombre ha defraudado al país y a todos los seguidores", estimó.

Sánchez quiso aclarar que se siente orgulloso de vestir la camiseta de la selección española: "Yo soy una persona que siento los colores de España como nadie". El leonés recordó que cuando consiguió la segunda plaza en el Mundial de Qatar dio la vuelta de honor con la bandera nacional. "Sólo me arrepentí de haber sido segundo y no oír el himno de España, porque creo que es un regalo para toda persona escucharlo".

Sergio lanzó un mensaje ánimo a los atletas españoles para que, ante cualquier sospecha de dopaje, la saquen a la luz. "Defiendo el deporte español, defiendo la camiseta de España que no se merece que la ensuciemos por medio del dopaje y de gente nacionalizada que es de nuevo readmitida cuando se sabe que no debería", añadió.

En cuanto a la solicitud de RFEA para expedientarlo, Sánchez afirmó que "si no tengo que competir por luchar por un deporte limpio, acato la sanción y veré las pruebas por la tele". El atleta es optimista en la visión de futuro del deporte español: "Creo que se conseguirá un deporte limpio. Hay que crear una ética en el deportista y no hacer un dopaje permisivo".

El subcampeón del mundo recalcó estar perseguido más de lo que debiera por las sospechas de dopaje. "Todas mis analíticas están publicadas en mi Facebook. No tengo nada que esconder", sentenció.

Noticias Relacionadas