Lunes, 14 de Enero de 2008

El padre de Mari Luz pide colaboración ciudadana y destaca lo humilde de la familia

EFE ·14/01/2008 - 10:05h

EFE - En la imagen del pasado mes de noviembre, un coche de la Guardia Civil.

Juan José Cortés, el padre de Mari Luz Cortés, la niña de 5 años de etnia gitana que desapareció ayer en la barriada de El Torrejón de la capital onubense, ha pedido hoy la colaboración ciudadana para encontrar a su hija y ha destacado lo humilde de su familia y la ausencia de rencillas nadie.

En declaraciones a los periodistas en su domicilio, Juan José ha destacado la importancia de que "se aporten datos en estas primeras horas de desaparición" y ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a que llamen a los teléfonos que hay en los carteles repartidos por la ciudad o se pongan en contacto con la Policía Nacional, Local o Guardia Civil si tienen alguna pista de la pequeña.

El padre de Mari Luz ha insistido en que si alguien tiene a su pequeña "que la traiga, que la devuelva, que no va a pasar nada ni va a haber ningún tipo de represalias por parte nuestra, lo único que queremos es tenerla con nosotros y salir de esta situación".

Ha recalcado el hecho de que se trata de una familia humilde y trabajadora, él tiene una pequeña empresa de construcción y su mujer, Irene Suárez, se dedica a la venta ambulante, y que "nunca le ha hecho daño a nadie", por eso ha descartado "las rencillas o el dinero" como móviles de un posible secuestro.

Sobre su hija, Cortés ha apuntado que "es una niña muy tímida, que nunca se ha perdido", y ha recordado que en el momento de su desaparición llevaba mallas y chaleco fucsia, falda tableada vaquera y unas botas blancas.

Cortes, militante del PSOE y ex entrenador de la cantera del Recreativo de Huelva, ha manifestado "haber pasado por situaciones difíciles en su vida, pero ninguna como ésta, es la peor".

Por su parte, su mujer, Irene Suárez, también ha recalcado la humildad de la familia y ha asegurado "no tener sospechas" de qué ha podido pasarle a su hija, que salió ayer de casa en torno a las 17:00 horas para comprar en un quiosco cercano a su casa, lugar donde se la vio por última vez en compañía de dos menores más.