Sábado, 2 de Abril de 2011

"Zapatero me dijo que defendió a Contador porque ya estaba harto"

Exsecretario de Estado para el Deporte. Deja el cargo para aspirar a la alcaldía de Madrid

ENRIQUE MARÍN / IGNACIO ROMO ·02/04/2011 - 08:00h

ENRIQUE MARÍN / IGNACIO ROMO - Jaime Lissavetzky, ayer en el CSD. guillermo sanz

Siete años después, los de más relumbrón en el deporte español, sólo manchados por casos de dopaje, Jaime Lissavetzky dejó ayer de ser secretario de Estado para el Deporte. Se va satisfecho, orgulloso, casi presumiendo.

¿Qué culpa ha tenido en esta década dorada?

"En los países donde no hay leyes es donde no salen casos de dopaje, qué casualidad"

Eso lo tienen que juzgar los medios y los ciudadanos. En el deporte olímpico, hemos apostado en financiación, planificación, tecnificación y medicina deportiva. Hemos mejorado la fiscalidad de ADO y hemos creado el ADO paralímpico. En el deporte profesional, los clubes y las sociedades deportivas tienen más peso. La formación depende de ellos y hacen un gran trabajo con las canteras.

Se va con un pulso ganado al fútbol, a la Liga, pero no pudo con Villar.

Yo aprendí mucho de Samaranch. Nada más llegar me dijo que los mayores problemas los tendría con el fútbol: "Sé muy prudente en esto". Con Villar hubo una disputa acerca de las elecciones, pero hemos acabado bien. El fútbol profesional es un enfermo grave y no se le cura ni con aspirinas ni con tiritas. Hace falta saneamiento y decir a la sociedad que aquí va a haber solvencia y alguien externo que le controle y le avise de su situación económica. Y pedir responsabilidad a todos.

¿Ha perdido credibilidad la Liga?

Ellos querían ir de golpe contra una ley y eso era de imposible cumplimiento.

Ignorancia por parte de la Liga.

"Me voy orgulloso y tengo derecho. Con dos cojones lo digo: ¿qué no he solucionado yo?"

O trampa de cazar elefantes. Porque Astiazarán ha estado reunido con todos los grupos políticos. Mire usted, esta Ley se aprobó hace un año, ¿por qué no lo dijeron entonces? Y hoy leo que Astiazarán dice que a mí me ha faltado voluntad de diálogo. Eso es mentira. Tengo la boca seca de dialogar. Con Astiazarán he comido y cenado más que con nadie. El diálogo no es dar la razón: es sentarse, hablar y plantear cosas. Y eso que ayer me mandó un mensaje muy cariñoso Lo que tiene que hacer la Liga es ir unida: entonces tendrá fuerza. Pero si al final parece que nadie quería el parón. Entonces ¿por qué lo convocan?

¿Hay federaciones que mandan más que el CSD?

Quiero pensar que no. Pero la de fútbol, por ejemplo, tiene mucha fuerza mediática.

¿Qué ha dejado usted sin hacer en estos siete años?

La Ley del Deporte Profesional. Está hecha, pero me hubiera gustado presentarla. Me perjudicó que se anunció muy pronto mi candidatura al Ayuntamiento. Pero me voy y lo que sé es que he resuelto todos y cada uno de los temas que han venido a esta mesa. No he tenido ni una sola huelga, con bastantes amenazas durante siete años. El deporte español se ha consolidado, nunca he cerrado la puerta a nadie, ha predominado el diálogo. Puedo hablar de los problemas del tenis, de gimnasia... Es que los he solucionado. Me estoy haciendo autopropaganda, pero me voy y tengo derecho a decirlo. Con dos cojones lo digo: ¿qué no he solucionado yo? ¿Que haya un partido en abierto? Hombre, claro, es que no puedo. He solucionado hasta la publicidad de la cerveza, joder. Es que podría contar... Solucioné que se televisara el Osasuna-Betis de Copa. Tengo anotado desde 2004... Hasta arreglé lo de ASOBAL con la Europea. Para eso estamos, hijo, para eso estamos. Y estoy orgulloso. No quiero decir que lo he arreglado todo, entiéndanlo con cariño, he intentado arreglarlo todo. Me ido de aquí y ni una sola huelga y nada de nada. Me he dejado la piel en todo. Y mi equipo.

¿El dopaje le ha pasado factura?

Si se ha utilizado la lucha contra el dopaje contra mí, pues mire, allá cada uno con su conciencia. En los países donde no hay leyes es donde no salen casos de dopaje, qué casualidad. Claro, si yo tengo la culpa que la justicia sea más o menos lenta o que haya lagunas en la ley, pues... Cuando salió la Ley contra el Dopaje, ningún grupo se puso en contra. Cuando pase el tiempo, estoy convencido de que se reconocerá mi trabajo. Si no se hubiera luchado, tendría la conciencia intranquila. Pero no ha sido así. Se ha utilizado contra mí, pero le hemos pisado el callo a gente que estaba enriqueciéndose con el dopaje y claramente.

Al final no se creó el Ministerio del Deporte.

No, pero en tiempos de bonanza económica se hubiera creado. Además, el deporte pasó a depender directamente del presidente del Gobierno.

Cuando iba a ver a Zapatero, ¿se sentía como un ministro?

Por supuesto, incluso más. Porque dependía directamente de él. Es importante que la gente no vea el deporte como una maría. Es el 2,5% del PIB de España. Genera riqueza y empleo.

¿Cuál ha sido el peor momento en estos siete años?

Las muertes de los futbolistas Puerta y Jarque y el ciclista Gálvez. Y el positivo de Maribel Moreno en Pekín.

¿Y qué ha aprendido?

Mucho. Que es muy importante la persona y que si quieres ser líder, es importante que se acepte tu liderazgo. Que hay que escuchar mucho. Que no hay que creerse el más listo de la clase: eso hay que demostrarlo. Y sobre todo que nada es imposible. Yo he visto ganar la Davis a Argentina en Mar del Plata, y sin Nadal. ¡Buah!

¿El enfrentamiento Sáez-Blanco es un fracaso del CSD?

El CSD no puede ser responsable de la guerra de Libia. Yo no soy juez de paz de nadie. A los dos les he aconsejado prudencia, tranquilidad y sosiego. Es un tema personal y los dos tienen parte de razón.

¿Se plantea presidir el COE en el futuro?

No. Ni se me pasa por la cabeza.

Ahora que se va ¿contará la verdad de la operación Puerto'?

La verdad la sabe todo el mundo. A mí me seguía un detective, creo saber de qué tipo de mafia, en aquella época. Hemos desarticulado montones de laboratorios. Jamás he tapado nada de la operación Puerto . No voy a jugarme mi credibilidad y mi ética por una cosa de estas.

La UCI dice que recurre por presiones políticas. ¿Zapatero le hizo una faena al entrometerse en el caso Contador'?

Lo de McQuaid es una disculpa. A veces nos la cogemos con papel de fumar. Si se quiere presionar para una decisión, ¿usted lo haría de una manera pública o en privado? Hombre, por favor. Zapatero hizo una declaración que yo no conocía. Lo llamé luego por la noche y me dijo: "Pues mira, es que me he hartado". Él es de Derecho y me dijo que no había argumentos, que desde el punto de vista jurídico no era razonable sancionarlo. Yo le respondí: "Cuidado, que aquí hay otras normas, que es el Código Mundial Antidopaje". También hablaron otros, Rajoy incluido.

¿Qué consejo le da a su sucesor?

Que sea él mismo. Mucho diálogo, paciencia y gestión. Si tienes voluntad transformadora, como yo tengo, esto es cuestión de horas, horas y horas. Albert me enseñó mucho de deporte de base y yo le he enseñado en deporte de alto nivel.

¿Qué es más difícil: que usted sea alcalde de Madrid o que los Juegos se celebren en Madrid?

Madrid será olímpica con seguridad, sí o sí. Lo merece, ha sido una ciudad muy castigada en la historia. Y yo seré alcalde con seguridad. Soy de Chamberí. Hasta Gallardón me ha dicho que tengo un acento muy castizo.

Se lleva bien con Gallardón ¿esta campaña va a ser una farsa?

Tengo buena relación, pero voy a ser muy duro con él. Va a ser un rival dificilísimo: es el político mejor valorado de la derecha, pero tiene un plan D: deuda, déficit y despilfarro. El Palacio de Cibeles es un derroche absoluto: no estamos ahora para esos lujos.

¿Cómo se siente al dejar este despacho?

Triste.

Noticias Relacionadas