Lunes, 14 de Enero de 2008

El Ayuntamiento no descarta acciones legales contra los conductores que provocaron la muerte a la pareja

EFE ·14/01/2008 - 11:59h

EFE - Estado en el que quedaron anoche dos de los vehículos implicados en un accidente en la autopista AG-57, que une Vigo con Baiona.

El Ayuntamiento de Vigo no descarta emprender acciones legales contra los dos jóvenes conductores detenidos, tras causar un accidente que provocó la muerte en el acto a un matrimonio en pleno casco urbano.

Así lo anunció hoy, en conferencia de prensa, el alcalde vigués, Abel Caballero, quien aseguró que la Institución que dirige tendrá "tolerancia cero" con este tipo de infractores.

Caballero indicó que ante la gravedad de los hechos el Ayuntamiento no descarta presentarse como acusación particular, para que todo el "peso de la justicia" recaiga sobre los infractores.

El regidor socialista anunció, asimismo, un paquete de medidas para intentar paliar este tipo de tragedias en pleno casco urbano, como reforzar el control con agentes de la Policía Local en zonas donde se ha denunciado algún tipo de carreras ilegales por las noches, instalar más semáforos y colocar resaltes en el asfalto.

Estas medidas fueron acordadas en una junta local de seguridad urgente, tras la que el alcalde aseguró que ese incremento de agentes en algunas zonas de la ciudad ya se ha producido, mientras que la nueva regulación semafórica y los resaltes tienen que estudiarse previamente.

Según el informe policial facilitado por el alcalde, los dos conductores detenidos por provocar un accidente de tráfico que le causó la muerte a un matrimonio de la parroquia viguesa de Candeán, no realizaron una carrera acordada previamente, sino que "más bien hubo una coincidencia" y comenzó una competición entre ambos conductores.

Dicho documento, ya en poder la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Vigo, indica que los vehículos circulaban por la calle Jenaro de la Fuente a unos 80 kilómetros por hora y fue a raíz de un choque entre los dos coches cuando el BMW embistió al Citroen AX que circulaba en sentido contrario en el que viajaba la pareja fallecida.

El BMW se desvió de su carril y se empotró contra el chasis del AX unos 85 centímetros.