Viernes, 1 de Abril de 2011

"Ahora parezco un hombre,soy antisexy"

Ha logrado la mejor marca mundial del año en 400 estilos

IGNACIO ROMO ·01/04/2011 - 22:46h

GETTY - Belmonte, en los anteriores mundiales de Dubai.-

Está en un momento de forma muy dulce. Mireia Belmonte (Badalona, 1990) ha irrumpido esta semana en los Campeonatos de España Open de natación con la fuerza de un tsunami. Este viernes logró la mejor marca mundial del año en 400 estilos (4:34.91), ha batido dos récords de España en estos campeonatos y ha logrado ya marcas mínimas para los Mundiales de Shanghai en tres distancias. En los 800 libre se permitió el lujo de derrotar a Erika Villaécija, toda una especialista, a pesar de ser una recién llegada en la distancia. Y dio un bocado impresionante a su mejor crono: tenía 8:43 y nadó el jueves en 8:27 [el récord de España pertenece a Villaécija con 8:24].

"Uno de mis objetivos de estos campeonatos era precisamente intentar ganar a Erika", señala Mireia, a la que todavía le queda una prueba por nadar. "El sábado (por hoy) es el único día en el que voy a poder descansar. Va a ser un día de relax total y mucho masaje", observa la mayor promesa de la natación española. Mañana terminará su actuación nadando los 200 estilos.

Mireia justifica los grandes resultados que está consiguiendo por la especial preparación de resistencia que viene realizando en las últimas semanas. "Estoy haciendo un trabajo de fondo muy exigente: 100 kilómetros a la semana. Me he puesto mucho más fuerte. Ahora mismo parezco un hombre. ¡Soy antisexy!", sentencia entre risas la joven catalana. Mireia pesa actualmente 61 kilos y dice que necesita perder otros dos para estar en su cifra ideal.

Aún no ha decidido qué pruebas nadará este verano en los Mundiales. "Todavía no lo sé... ¿Y por qué no las cuatro? He estado trabajando mucho todos los estilos, ha sido un invierno de un gran volumen de entrenamiento y muy bueno".

La badalonesa, que fue nombrada mejor nadadora de los campeonatos en los pasados Mundiales de Dubai, cambió de entrenador en septiembre. Desde entonces se entrena a las órdenes del francés Fred Vergnoux, actual director técnico del Natación Sabadell, el club de Mireia. El pasado miércoles ambos protagonizaron una amarga discusión en la piscina Mundial 86, un día antes del inicio de los Nacionales Open. Mireia se fue entre lágrimas.

"Este año es un año de cambios y todo lo que salga es bienvenido. Estoy muy contenta con los entrenamientos y Shanghai será el mejor test para el gran objetivo, que son los Juegos de Londres", señala Mireia, la niña que comenzó a nadar a los 4 años de edad para corregir su escoliosis y que ha vuelto a explotar este invierno.

Este viernes Mireia reconoció que "tenía clavada la espinita de los 400 estilos desde los Europeos del verano pasado en Budapest, donde no pude subir al podio. Hoy me la he sacado". Y añadió: "Ahora tengo más confianza en mí misma", añadió.

Luis Villanueva, director técnico de la natación española, señaló a Público que Mireia "ha desarrollado una conexión muy buena con su nuevo técnico. Está entrenándose de forma diferente, con más trabajo fuera de la piscina y con más kilómetros. Ese trabajo aeróbico [de fondo] adicional le está viniendo muy bien para las distancias largas".

Villanueva cree que Belmonte ha mejorado también en el apartado mental. "Ha madurado mucho y afronta mejor la competición. Es una nadadora mucho más sólida", concluye.