Viernes, 1 de Abril de 2011

Dos hombres asaltan la obra 'Gang Bang' al grito de "viva Cristo rey"

El Teatre Nacional de Catalunya ha denunciado los hechos

ROSA FERNÁNDEZ ·01/04/2011 - 21:30h

Protagonistas de 'Gang Bang'. DAVID ROMERO

Parecía que la polémica por la obra de teatro Gang Bang había quedado en nada, pero el pasado jueves estalló en forma de bomba fétida e insultos. Transcurrida poco más de media hora del inicio del espectáculo que acoge estos días el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), dos hombres saltaron al escenario al grito de "¡Hijos de perra!", "Viva Franco" y "Viva Cristo rey".

Mientras ambos lanzaban bombas fétidas, uno de los ultras amenazó a los actores con un taburete de la escenografía. Finalmente lo arrojó violentamente contra la tarima y afortunadamente nadie resultó herido. Pocos segundos después, los ultras salieron corriendo de la sala, sin que nadie pudiera atraparlos. Y tras el aplauso del público como muestra de apoyo a los actores y diez minutos para ventilar la sala, la representación continuó.

El TNC ya ha emprendido acciones legales y hoy denunció los hechos a los Mossos d'Esquadra. Además, fuentes del teatro mostraron su indignación por el hecho de que algunos "medios de la derecha" hayan sugerido que todo el incidente ha sido un montaje del propio TNC o de la compañía. Quizá la grabación del ataque pueda ayudar a esclarecer los hechos, pues las cámaras de BTV, cadena que preparaba un reportaje sobre el espectáculo, capturaron el momento. El TNC declaró hoy que su voluntad es considerar el asunto como un tema puramente policial y no entrar en consideraciones ni debates artísticos.

Desacuerdo con la trama

"¡No se pueden utilizar las palabras de Dios, maldita sea!", gritaba uno de los energúmenos que paralizaron la representación ante el asombro de los allí presentes. Los ultras católicos estaban ofendidos por el contexto en el que se desarrolla la trama, que transcurre durante la vigilia de la visita del Papa a Barcelona en un local gay en el que se practica sexo extremo.

El teatro alerta de que algunos medios de derechas dicen que es un montaje  

Lejos de herir la sensibilidad de los sectores católicos, el director busca una reflexión en torno a la sociedad individualista a través de unos personajes que, paradójicamente, se sienten solos en una orgía. Pero los ultras no han sabido leer entre líneas ni respetar la libertad de opinión. El director de la obra, Josep María Miró, ya avisó antes del estreno que el contenido podría herir algunas sensibilidades y que nadie estaba "obligado a verla". Miró también alertó de que " si alguien compra las entradas para ver sexo o polémica, saldrá decepcionado".

Tanto el director de la obra como representantes del TNC, incluido el director, Sergi Belbel, se vieron obligados a dar explicaciones días antes del estreno puesto que la asociación E-Cristians denunció su contenido "ofensivo", pese a que aún nadie la había visto. Y a partir de ahí fue cuando la mecha de la polémica prendió.

Críticas negativas

Aunque E-Cristians amenazó con emprender acciones legales y criticó la decisión del TNC de programar la obra, hoy condenó la actuación de los asaltantes, aunque declinó hacer más declaraciones. Pero para Miró, la polémica generada por los católicos antes de ver la obra de teatro, está muy vinculado con los hechos del pasado jueves. Miró, lamentó que se haya profanado "un lugar tan sagrado como el escenario" y acusó a los medios de comunicación de alimentar una polémica que parecía disolverse debido a las malas críticas que está recibiendo el espectáculo.

Y es que Gang Bang no ha gustado a la crítica, que coincide en asegurar que, de no ser por la polémica generada por la sociación E-Cristians, la obra teatral hubiera pasado desapercibida hasta el 17 de abril, día de la última representación.

Noticias Relacionadas