Viernes, 1 de Abril de 2011

El vicepresidente valenciano cree que la Gürtel son sólo "mentiras"

Sostiene que el Gobierno miente en este caso como cuando habla de ETA

PEDRO ÁGUEDA ·01/04/2011 - 22:30h

JUAN NAVARRO - El vicepresidente Juan Cotino, en una acto del PP el pasado febrero.-

Un solo día tardó el vicepresidente tercero de la Generalitat valenciana, Juan Cotino, en comparar las notas de ETA sobre el proceso de paz con la investigación del caso Gürtel, la trama de corrupción que afecta al PP. El número tres del Govern acusa al Ejecutivo socialista en su blog de "mentir" acerca del diálogo con la banda terrorista. Y a renglón seguido se preguntaba: "¿Alguien tiene alguna duda de que los ataques que han sufrido dirigentes del PP en Canarias o contra Camps no son otras mentiras?".

No es la primera vez que Cotino, exdirector de la Policía, cuestiona la lucha antiterrorista. El 17 de febrero deslizó la acusación, sin pruebas, de que la red de extorsión que operaba entorno al bar Faisán manejaba dinero que le había "dado alguien oficialmente". A pesar de ello, esta misma semana aseguró: "Yo no dije que el dinero llegase desde las arcas del Estado".

Cotino aparece en una agenda secreta del número dos de la trama

En otra entrada de su blog, Cotino cifra en "más de 250.000 euros" el coste de "todo el aparato político-judicial que ha puesto a su servicio Rubalcaba para desprestigiar al presidente de una comunidad autónoma", en referencia a la investigación del caso Gürtel en el País Valencià. El nombre de Cotino apareció en la parte que investiga el amaño del concurso para organizar la visita del papa a Valencia en 2006. Una agenda secreta hallada al presunto número dos de la trama, Pablo Crespo, contiene supuestos contactos previos entre la mano derecha de Francisco Correa y dos vicepresidentes valencianos, uno de ellos Cotino.

Financiación irregular

Asimismo, en un escrito de mayo de 2010, la Fiscalía Anticorrupción vinculó al grupo Sedesa con la presunta financiación irregular del PP valenciano. En ese momento, Sedesa era propiedad de Vicente Cotino, sobrino del vicepresidente de la Generalitat. Según aquel informe, el grupo habría abonado 130.000 euros a través de la trama Gürtel para "reducir la deuda" del PP valenciano.

El exdirector de la Policía acusó al Gobierno de financiar a la banda

En su última aportación a la blogosfera, el vicepresidente Cotino afirma: "El problema de Rubalcaba y del PSOE es que ETA lo cuenta todo, bien escrito, en sus actas. Y a no ser que alguien se haya comido algún papel incautado, toda la realidad del caso Faisán, pluma a pluma, quedará al descubierto". La jueza francesa Laurence Le Vert envió a la Audiencia Nacional esos documentos, sobre los que ya se ha levantado el secreto del sumario.