Archivo de Público
Viernes, 1 de Abril de 2011

Sergio Sánchez incendia el caso Bezabeh

La Federación anuncia un expediente

I. ROMO / AGENCIAS ·01/04/2011 - 21:26h

EFE/ARCHIVO - Sergio Sánchez celebra con una bandera de España tras proclamarse subcampeón mundial de 3.000 metros en el Mundial de Atletismo en pista cubierta de Doha, Qatar.

El atletismo sigue revuelto. La sombra del dopaje y las decisiones que se están tomando alrededor de los casos que saltan tienen divididos a los atletas. Los hay críticos y los hay huidizos. Duros, tibios y blandos. Dolidos, decepcionados e indignados. Y los hay también difíciles de definir. Como Sergio Sánchez, subcampeón del mundo de 3.000 metros en pista cubierta, que mezcló este viernes sus ataques hacia el dopaje y la política española que a su entender lo cobija con cierto revanchismo por la situación personal que vive como atleta federativo y peligrosos comentarios de tinte racista. En realidad, no dejó muy claro si detesta a Bezabeh por sus prácticas antideportivas o por su color de piel.

"Soy subcampeón mundial", afirmó el leonés en Radio Cantabria, tengo dos récords de Europa y no tengo una beca ADO. Mucha gente involucrada en la Galgo sí tiene beca. Sólo espero ganar una medalla y que me venga Lissavetzky a darme la mano. Le pegaré un tortazo con la medalla en toda la cara, pum, y le diré todo esto lo he conseguido gracias a la ayuda de mierda que me has dado, que es nada. Aquí tienes la medalla de un español nacido en España, blanco como la leche".

"El año pasado cuando Bezabeh quedó campeón de Europa de campo a través fue recibido en el CSD como un auténtico rey, pero cuando Ruth, Natalia y yo ganamos medalla en los Mundiales, que tiene más mérito, no nos recibió nadie. ¿Por qué? Porque es todo política, a nosotros no nos habían nacionalizado en tres meses", dijo.

"La realidad es la realidad. Este hombre vino para España, lo nacionalizaron los políticos y encima le dopan. Le están dopando los políticos. Pero cuando le pillan, en vez de dar la cara la gente que lo nacionalizó, lo que hacen es decir que no sabía hablar español y que hay que perdonarle. Pues ahora sales Lissavetzky, das la cara y dices que a este tío lo nacionalizaste tú".

Y concluyó con una propuesta: "Si Bezabeh corre, no corremos nadie. Ellos pueden sancionar y perdonar a quien quieran, pero nosotros también podemos correr contra quien queramos. Es la forma de expresar nuestra justicia". En la entrevista participó el atleta Iván Hierro, que se adhirió a sus palabras: "Todos pensamos lo mismo y te apoyamos".

A la vista de las declaraciones, la Federación Española solicitó a su Comité de Disciplina, la apertura de un expediente informativo al atleta leonés, "con objeto de estudiar y valorar si dichas declaraciones son constitutivas de infracción de su reglamento disciplinario".