Viernes, 1 de Abril de 2011

Sergio Sánchez: "Siento vergüenza de vestir la camiseta de la selección"

La Federación española ha expedientado al subcampeón mundial de 3.000 metros en pista cubierta por sus declaraciones sobre la selección nacional y Lissavetzsky

LAURA GUTIÉRREZ TEMPRANO ·01/04/2011 - 19:03h

EFE/ARCHIVO - Sergio Sánchez celebra con una bandera de España tras proclamarse subcampeón mundial en el Mundial de Atletismo en pista cubierta de Doha, Qatar.

"Presentarme a una competición internacional con la camiseta de España dañaría mi imagen". Esta es una de las declaraciones que Sergio Sánchez, subcampeón mundial de 3.000 metros en pista cubierta, ha hecho este viernes en una entrevista para la emisora cántabra OID y por las que ha sido expedientado por la Federación Española de Atletismo (RFEA). El atleta ha cargado también contra el ex secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, al que le ha pedido que asuma su responsabilidad por el dopaje de Alemayehu Bezabeh, corredor etíope con nacionalidad española e implicado en la Operación galgo.

Sobre Lissavetzky, ha denunciado el escaso apoyo que ha recibido por su parte y le ha pedido su dimisión. "En un mes nacionalizó a toda hostia a Bezabeh para conseguir competir en los Juegos Olímpicos. Lo nacionalizó sin saber español y ahora pone la disculpa de que Bezabeh no sabe hablar español y que entonces no sabía que le estaban dopando", ha subrayado. El deportista considera que el ex secretario de Estado para el Deporte ha incumplido las normas del país y le ha sugerido: "Dimite como político o echa a Bezabeh de España".

El corredor ha mostrado su deseo de competir en los Juegos Olímpicos de Londres y hacerse con un metal para mostrárselo a Lissavetzky. "Entonces le pegaré un tortazo con la medalla en toda la cara y le diré: esto lo he conseguido gracias a la ayuda de mierda que me has dado, que es nada", ha dicho.

Sánchez ha afirmado en la entrevista que siente vergüenza de vestir la camiseta de la selección española. "Fijémonos hasta qué punto estamos hablando de la vergüenza que es este país, que para que Sergio Sánchez vuelva a vestir la camiseta de la selección española, no sé si pasará mucho tiempo", ha asegurado.

El leonés ha afirmado sufir un maltrato en estos meses atrás por parte de la federación y de muchos organizadores. " Ahora parece que hay que nacionalizar gente, hay que mimarles y hay que doparles. Hay que conseguir medallas a toda costa y medallas políticas".

El atleta se ha referido a los inspectores antidopaje como "los vampiros" y ha mostrado su indignación sobre las diferencias que se hacen en los controles de dopaje entre los deportistas. Ha comentado que, mientras que a él le practican tantos controles que está acostumbrado a desayunar casi a diario con los inspectores, Bezabeh ha disfrutado de "impunidad para doparse todo lo que ha querido y más".

La RFEA ha solicitado al Comité de disciplina abrir un expediente al deportista para valorar si sus afirmaciones suponen una infracción en el reglamento.

Noticias Relacionadas