Viernes, 1 de Abril de 2011

Las autoridades rebeldes revelan un acuerdo con Catar para exportar petróleo

EFE ·01/04/2011 - 11:59h

EFE - Un miliciano rebelde libio apunta su ametralladora desde una furgoneta "pick up" en una carretera entre Brega y Ajdabiya, Libia, ayer jueves 31 de marzo. El frente de batalla entre las fuerzas leales al líder libio, Muamar al Gadafi, y los rebeldes continúa en Brega (200 kilómetros al oeste de Bengasi).

El "gobierno" temporal de los rebeldes libios reveló hoy que ha firmado un acuerdo con Catar para exportar crudo y que en estos momentos tienen una capacidad de producir un millón de barriles a la semana.

El "ministro de Petróleo" del Consejo Nacional Transitorio Interino (CNT), Alí Tahur, dijo en una rueda de prensa en Bengasi que "Catar ha acordado embarcar el petróleo y comercializarlo".

Tahur señaló que el crudo se extrae en la actualidad de los campos del sureste y de las áreas "liberadas" y que pueden producir más de 100.000 barriles al día, por lo que el único problema que tenían era hallar la forma de exportar el petróleo.

"El único retraso que hemos tenido ha sido a la hora de encontrar los barcos que transporten el crudo", indicó el responsable revolucionario.

Tahur agregó que el emirato también ha acordado proveer a los rebeldes de medicamentos.

El pasado miércoles, llegó a Tobruk, al este de Bengasi, un avión catarí con un cargamento humanitario.

Asimismo, el representante rebelde subrayó que, aunque tienen las necesidades básicas cubiertas, les urge recibir "préstamos a largo y corto plazo, pero, sobre todo, que se levanten las sanciones contra Libia".

Tahur también participó en las conversaciones que han mantenido los rebeldes con el enviado del secretario general de la ONU, el diplomático jordano Abdelilah al Jatib, que llegó hoy a Bengasi tras visitar ayer Trípoli.

"Le hemos hablado de las sanciones que hay sobre Libia, vigentes en las áreas liberadas", destacó Tahur, quien hizo hincapié en que Al Jatib se ha mostrado dispuesto a comunicar las demandas de los rebeldes sobre un levantamiento de sanciones en el este de manera urgente al Consejo de Seguridad de la ONU.